(Foto AFP)
COMPARTE

El presidente electo de EE.UU., Donald Trump, prometió este viernes un renacimiento de la industria de los hidrocarburos en Luisiana, uno de los estados del país que producen más petróleo y gas.

Trump viajó a Baton Rouge (Luisiana) para hacer campaña por un candidato republicano que aspira a llegar al Senado federal en la segunda vuelta de las elecciones legislativas en el estado, pero acabó dando un mitin muy parecido a los que ofrecía a diario durante la campaña previa a los comicios del mes pasado.

“Los olvidados ya no están olvidados. Vamos a defender todos los empleos estadounidenses”, dijo Trump, quien asumirá el poder el próximo 20 de enero.

“Ustedes están en el negocio de la energía, más que ningún otro estado. Vamos a ver refinerías y oleoductos y muchas cosas más. Vamos a cancelar las regulaciones que acaban con los empleos (en la industria de los hidrocarburos)”, prometió el presidente electo.

Trump se impuso el mes pasado en estados como Luisiana, Texas y Oklahoma, tradicionales productores de hidrocarburos que han visto con escepticismo la transición a energías limpias impulsada por el actual presidente, Barack Obama, para combatir el cambio climático.

Durante la campaña electoral, Trump abogó por cancelar el acuerdo sobre medioambiente alcanzado en 2015 en París y suscrito por más de 170 países, y esta semana eligió a un escéptico del cambio climático, Scott Pruitt, para liderar la Agencia de Protección Medioambiental (EPA, en inglés).

Este viernes, durante un mitin en Luisiana, Trump recorrió muchos de los que fueron sus temas de cabecera durante su campaña, como su promesa de renegociar los acuerdos de libre comercio de EE.UU., de recortar los impuestos a las empresas y de construir un muro en la frontera con México.

“Vamos a construir un gran muro y detener la inmigración ilegal”, sentenció Trump mientras el público coreaba “Construye ese muro”.

El presidente electo hizo campaña a favor del republicano John Kennedy, el tesorero del estado de Luisiana, quien se enfrenta este sábado al demócrata Foster Campbell para ocupar un asiento que queda vacante en el Senado federal, después de que ninguno de los dos lograra la mayoría necesaria en las elecciones de noviembre.

Si Kennedy, que es el favorito en las encuestas, gana la segunda vuelta este sábado, los republicanos tendrán a partir de enero una mayoría de 52 asientos en el Senado, frente a los 48 demócratas.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.