El presidente estadounidense, Donald Trump, conversó por teléfono el lunes con el senador republicano Mike Lee, que aspira a ser su candidato para cubrir la vacante en el Tribunal Supremo de Estados Unidos, informó hoy la Casa Blanca.

Lee, un legislador ultraconservador que representa al estado de Utah, es el único integrante de la lista de 25 aspirantes que maneja Trump para nominar a un nuevo juez del Supremo que no ejerce como magistrado.

Un portavoz de la Casa Blanca, Raj Shah, confirmó hoy que Trump “conversó por teléfono ayer con el senador Mike Lee”, sin dar más detalles sobre esa llamada.

El propio Lee había confirmado poco antes a un diario de Utah, el Deseret News, que Trump le había entrevistado para el cargo, pero tampoco quiso ofrecer datos de la conversación.

Lee, de 47 años, es muy popular entre la derecha más conservadora de EE.UU. y tiene experiencia como asistente jurídico y fiscal federal adjunto, pero nunca ha ejercido como juez y no respaldó a Trump durante las elecciones en 2016, algo que puede jugar en su contra.

Después de hablar el lunes con Lee, Trump hoy conversó con otros tres posibles candidatos al Tribunal Supremo, apuntó Shah, que no reveló los nombres.

El presidente planea anunciar el próximo lunes 9 de julio a su candidato para reemplazar en el Supremo a Anthony Kennedy, un juez conservador moderado que anunció su jubilación la semana pasada, y ha adelantado que el elegido saldrá de una lista pública de 25 aspirantes.

Trump dijo el lunes que había entrevistado ya a cuatro aspirantes y que tenía intención de conversar con “dos o tres más” antes de tomar una decisión.

Según el Washington Post, los cuatro que entrevistó ayer eran jueces de distintos tribunales de apelaciones federales: Brett M. Kavanaugh, Amy Coney Barrett, Amul R. Thapar y Raymond Kethledge; y varios medios señalan también al magistrado Thomas Hardiman entre los favoritos de la Casa Blanca.

De esos cinco, los que más atención están generando entre los republicanos son Kavanaugh y Coney Barrett, y algunos grupos que se oponen al aborto ya han comenzado a presionar a la Casa Blanca para que Trump no elija al primero de ellos, por no considerarlo lo suficientemente conservador, según la cadena ABC News.

De acuerdo con el canal CNN, a Trump le gusta la idea de nominar a una mujer, en parte porque cree que eso mejoraría las opciones de que las dos republicanas más moderadas del Senado, Susan Collins y Lisa Murkowski, apoyarán a su aspirante.

A Trump le bastaría una mayoría simple para confirmar a su candidato, pero los republicanos solo controlan 51 de los 100 escaños del Senado, y uno de ellos no cuenta porque pertenece a John McCain, que se encuentra en tratamiento por su cáncer cerebral.

Por tanto, los demócratas solo necesitarían convencer a un republicano de votar en contra del candidato de Trump para hundirlo, lo que explica la relevancia de Collins y Murkowski en el proceso.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.