El presidente Donald Trump rindió homenaje a los “valientes” soldados de Estados Unidos que murieron durante la Primera Guerra Mundial, en una visita a un cementerio estadounidense al oeste de París, un día después de haber sido criticado por suspender su presencia a una ceremonia similar por la lluvia.

En un breve discurso en el cementerio, Trump dijo que él y otros funcionarios se reunieron “en este lugar de descanso sagrado para rendir homenaje a los valientes estadounidenses” que murieron durante la guerra de 1914-1918, así como a las tropas francesas con las que lucharon.

“Es nuestro deber preservar la civilización que ellos defendieron y mantener la paz por la que ellos dieron la vida hace un siglo”, aseguró el presidente estadounidense, que elogió a los “valientes guerreros que lo dieron todo por su familia, su país, Dios y libertad”.

En el cementerio estadounidense de Suresnes, un suburbio de París, están enterrados los restos de 1.541 soldados estadounidenses caídos durante la Primera Guerra mundial. Es el símbolo de la participación de Estados Unidos en el conflicto.

Trump dejó luego el cementerio en dirección del aeropuerto de Orly (sur de París) desde donde partirá hacia Washington.

El sábado, Trumo afrontó una lluvia de críticas por haber anulado por el mal tiempo una visita al cementerio de Bois Belleau, en el norte de Francia, donde descansan marines estadounidenses que combatieron en la Primera Guerra Mundial.

“El viaje del presidente y la primera dama al cementerio y memorial americano en Ainse-Marne ha sido cancelado debido a las dificultades logísticas y de programación causadas por el clima”, informó la Casa Blanca con un comunicado.

Algunos le reprocharon que la lluvia no impidió al presidente francés, Emmanuel Macron, a la canciller alemana, Angela Merkel, ni al primer ministro canadiense, Justin Trudeau, participar en sus respectivos actos para conmemorar a los soldados de la Gran Guerra.

Otros bromearon con el hecho de que Trump estaba horrorizado con despeinarse a causa de la lluvia.

Mientras que Trump visitaba el cementerio de Suresnes, el presidente Emmanuel Macron inauguraba un Foro sobre la Paz, previsto como una tribuna para promover el multilateralismo, y al que asisten, entre otros, el presidente ruso Vladimir Putin o la canciller alemana Angela Merkel.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.