(EFE)

El presidente estadounidense, Donald Trumpplanea hacer público un informe elaborado por el Partido Republicano que detalla supuestos abusos de vigilancia del Departamento de Justicia sobre las investigaciones de la llamada trama rusa, confirmó hoy la Casa Blanca.

La decisión contradiría el consejo del Departamento de Justicia, que según el diario The Washington Post ha pedido a la Casa Blanca que no publique el informe, y podría incluso dar una excusa a Trump para despedir al vicefiscal general de EE.UU., Rod Rosenstein, que supervisa al fiscal encargado de la trama rusa, Robert Mueller.

Mientras saludaba a los legisladores este martes por la noche, al llegar al Congreso para pronunciar su discurso sobre el Estado de la Unión, Trump prometió al congresista republicano Jeff Duncan que publicaría el esperado informe.

“Oh, sí, oh, no te preocupes. (Lo haré) cien por cien (seguro)”, aseguró Trump, según un vídeo de la conversación difundido hoy por varias cadenas de televisión estadounidenses.

Preguntada hoy al respecto en una entrevista en la cadena CNN, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, repitió la línea oficial de que, por ahora, no hay planes de hacer público el memorando, y subrayó que Trump no había sido informado del contenido del informe cuando hizo esos comentarios el martes.

Pero poco después, el jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, dijo en una entrevista con la emisora de radio de Fox News que el memorando se hará público bastante rápido, en cuanto los abogados de seguridad nacional del presidente terminen de revisarlo para saber bien lo que significa.

El Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes de EE.UU. votó este lunes a favor de hacer público el informe, redactado por el personal del congresista republicano Devin Nunes, y dio a la Casa Blanca cinco días para decidir si permitía o rechazaba su publicación, un plazo que concluye este sábado.

Según varios informes de prensa, el informe alega que el exespía británico que escribió el famoso dossier lleno de detalles sórdidos sobre Trump, Christopher Steele, proporcionó mala información al Buró Federal de Investigaciones (FBI).

Con base en esa información, el FBI decidió ampliar sus actividades de vigilancia sobre Carter Page, que por entonces asesoraba en política exterior a la campaña electoral de Trump, por sospechar que estaba actuando como agente ruso, y Rosenstein firmó una solicitud judicial para efectuar ese espionaje.

Eso ha aumentado la frustración de Trump con Rosenstein, que es el encargado de supervisar al fiscal especial de la trama rusa, y los demócratas temen que el presidente use este informe como una excusa para deshacerse del número dos del Departamento de Justicia y más adelante, del propio Mueller




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.