(Foto EFE)
COMPARTE

El presidente de EEUU, Donald Trump, acordó este sábado con su homólogo ruso, Vladímir Putin, mejorar las relaciones bilaterales y cooperar en la lucha contra el terrorismo de grupos yihadistas como el Estado Islámico (EI) en Siria.

La conversación con Putin, que había levantado una gran expectación, se produjo en una frenética ronda de contactos telefónicos de Trump con mandatarios que incluyó a los líderes de Alemania, Francia, Japón y Australia, con quienes departió por primera vez desde que juró el cargo el pasado 20 de enero.

Según informó la Casa Blanca, el magnate, que ha causado polémica en EEUU por sus loas a Putin, recibió hoy su “llamada de felicitación”, un primer paso para normalizar la relación bilateral, muy dañada durante la presidencia de Barack Obama.

“La llamada duró aproximadamente una hora y abarcó asuntos desde cooperación mutua para derrotar al Estado Islámico (EI) a los esfuerzos para trabajar juntos a fin de alcanzar más paz en todo el mundo, incluida Siria”, afirmó la residencia presidencial en un breve comunicado, al subrayar que la iniciativa partió de Putin.

“La positiva llamada fue un importante comienzo para mejorar la relación entre Estados Unidos y Rusia, que necesita arreglo”, remarcó la nota oficial.

“El presidente Trump y el presidente Putin esperan que, después de la llamada de hoy, las dos partes puedan moverse rápidamente para atajar el terrorismo y otros asuntos importantes de preocupación mutua”, agregó la Casa Blanca, que publicó imágenes del presidente sentado en el Despacho Oval con el teléfono en la mano.

La nota se divulgó después de que el Kremlin informara de que “los presidentes abogaron por forjar una auténtica coordinación entre rusos y estadounidenses con el objetivo de destruir el Estado Islámico y otros grupos yihadistas en Siria”.

Según el Kremlin, los dos gobernantes abordaron otros conflictos como el árabe-israelí, las crisis nucleares iraní y coreana, el conflicto en Ucrania y otros aspectos en el ámbito de la no proliferación nuclear y la estabilidad estratégica.

Ambos líderes “acordaron cooperar como socios en estos y otros terrenos” y abogaron por normalizar las relaciones bilaterales de manera “constructiva y en un plano de igualdad”, destacó la nota del Gobierno ruso, que indicó que la conversación duró unos 45 minutos.

Putin y Trump, agregó el Ejecutivo de Moscú, acordaron mantener contactos de manera regular y estudiar una posible fecha y sede de su primera reunión, si bien el Gobierno estadounidense no aludió a esos planes en su comunicado.

Ni la Casa Blanca ni el Kremlin precisaron si en la conversación se trató el espinoso tema de las sanciones de EEUU contra Rusia por la anexión de Crimea, la injerencia en los asuntos de Ucrania y su supuesta intromisión en las pasadas elecciones estadounidenses.

Estados Unidos y la Unión Europea impusieron sanciones económicas en 2014 a Moscú, que se han reforzado en sucesivas rondas, por anexionarse Crimea y respaldar a los separatistas prorrusos del este de Ucrania en el conflicto civil de ese país.

Antes de dejar el poder, Obama aprobó una nueva tanda de sanciones diplomáticas y económicas a Rusia, en respuesta a los supuestos ciberataques perpetrados en las pasadas elecciones presidenciales para favorecer a Trump y perjudicar a su rival, la demócrata Hillary Clinton, que EEUU atribuye al Kremlin.

El presidente republicano ya adelantó este viernes que aún es “pronto” para hablar sobre un levantamiento de sanciones a Rusia, en una rueda de prensa conjunta con la primera ministra británica, Theresa May, quien remarcó que ese castigo “debe continuar”.

Dirigentes del partido de Trump también han rechazado la eliminación de las sanciones a Moscú, como el influyente líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell.

“Estoy en contra de levantar ninguna sanción a los rusos. Esas sanciones se impusieron por su comportamiento en Crimea, en el este de Ucrania y ahora sabemos que han enredado en nuestras elecciones”, declaró McConnell este viernes al diario Politico.

En su maratón telefónico, Trump habló también con el presidente francés, François Hollande, y la canciller alemana, Angela Merkel, a quienes expresó su apoyo a la OTAN, organización que ha tildado de “obsoleta”, si bien exigió un mayor aporte económico de sus socios.

El mandatario manifestó igualmente su “compromiso invulnerable” para “garantizar la seguridad de Japón”, en el diálogo que mantuvo con el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, con quien acordó entrevistarse el próximo 10 de febrero en Washington.

Trump cerró la ronda de contactos con el primer ministro australiano, Malcom Turnbull, con el que coincidió en que la “fortaleza” de la relación bilateral resulta “crucial para la paz, estabilidad y prosperidad en la región de Asia-Pacífico”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.