El presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva para intentar traer empleos a trabajadores estadounidenses y renovar el programa de trabajadores invitados de visas H-1B durante una visita a la sede del fabricante de herramientas. Foto:(AFP)
COMPARTE

Donald Trump volvió a su territorio. En una fábrica de destornilladores, en Kenosha (Wisconsin), el presidente de Estados Unidos retomó este martes su discurso más nacionalista y firmó una orden ejecutiva para restringir la entrada al mercado laboral de los inmigrantes y potenciar la compra de productos estadounidenses. Es el viejo sueño de la América profunda, aquella que mira al mundo exterior y a sus habitantes con desconfianza, y que en manos de Trump devino en la narrativa xenófoba y aislacionista que marcó su campaña

Ante un público entregado volvió a acusar a China de participar en el expolio de Estados Unidos, anunció la salida del Tratado de Libre Comercio, calificó de desastre la Organización Mundial del Comercio y presentó la guinda de la jornada: la orden ejecutiva por la que en los próximos 220 días los departamentos federales deben revisar sus políticas a la luz de la doctrina del compra americano, contrata americano. “Esta medida protegerá a los trabajadores como vosotros. Ha llegado la hora. Creedme”, dijo Trump.
La directriz da prioridad a todo lo autóctono y supone un nuevo golpe al legado de Barack Obama en materia de inmigración y visados. Especialmente dañado queda el capítulo dedicado a trabajadores altamente cualificados: 85.000 visas (H-1B) que se reparten anualmente y que alimentan las industrias más avanzadas de Silicon Valley. Una ventana muy buscada por profesionales extranjeros, pero que para la Administración Trump no deja de ser “un ejemplo de abuso” y una vía de “reducir empleo americano y rebajar salarios”.
El País (España)



Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.