UE y Reino Unido retoman diálogo bajo espesa nube de dudas
/ Foto: Cortesía

Negociadores de la Unión Europea y el Reino Unido mantienen este lunes la carrera contra el reloj para hallar algún avance en el diálogo comercial, a pesar de la disputa en torno a una controvertida ley británica sobre el Brexit que amenaza con descarrilar la relación bilateral.

Altos funcionarios de las dos partes tienen en agenda una nueva sesión de conversaciones en Bruselas, en un esfuerzo por forjar un compromiso sobre posiciones de negociación que no se han movido ni un centímetro en áreas esenciales desde que hace seis meses comenzaron los diálogos sobre las futuras relaciones.

Tanto Londres como Bruselas sostienen que se debe llegar a un acuerdo sobre libre comercio entre Europa y el Reino Unido a mediados de octubre, para dar tiempo a que sea ratificado antes de que entre en vigor el 1 de enero del próximo año.

En caso contrario, el comercio se llevaría a cabo según las reglas de la Organización Mundial del Comercio, con aranceles y cuotas más altos y un caos económico casi seguro tanto para el Reino Unido y como para Europa.

Reunidos para el diálogo en Bruselas

En Bruselas, el vicepresidente de la Comisión Europea, Maros Sefcovic, se reúne con su homólogo británico, Michel Gove, como presidente adjunto de un comité de coordinación UE-Reino Unido, que supervisa la implementación del acuerdo de divorcio.

Los dos principales negociadores, el francés Michel Barnier y el británico David Frost, se reunieron la semana pasada para preparar la ronda de conversaciones, en reuniones que Londres calificó de “constructivas”.

Los diplomáticos europeos, en tanto, se mantuvieron cautelosos sobre la posibilidad de algún progreso, y apenas señalan que esta ronda de reuniones sentaría las bases necesarias para un impulso final a finales de octubre.

El ambiente está tan enrarecido que el primer ministro de Irlanda, Micheál Martin, dijo a la prensa que “para ser honesto, no soy muy optimista” en algún acuerdo en el corto plazo.

En su opinión, la decisión británica de lanzar la ley sobre mercado interno que modifica aspectos del Acuerdo de Retirada “erosionó la confianza”.

Negociaciones sensibles

El ministro de Relaciones Exteriores de Irlanda, Simon Coveney, cuyo país tiene más que perder que la mayoría si se rompen las conversaciones, dijo que Bruselas no aprobará un acuerdo comercial si Londres mantiene las amenazas de quebrar los entendimientos.

El director general de BusinessEurope, la mayor entidad empresarial europea, señaló en una entrevista que el paso de una integración completa del Reino Unido y la UE a una ruptura sin acuerdo tendrá “consecuencias devastadoras” para las empresas.

“Avanzamos hacia un precipicio”, señaló.

Las capitales europeas no escondieron su indignación por la decisión del primer ministro británico, Boris Johnson, de impulsar un proyecto de ley sobre mercado interno que su propio gobierno admite violaría el derecho internacional al sobreescribir el Acuerdo de Retirada.

Bruselas tiene la intención de emprender acciones legales contra la medida, pero decidió continuar las conversaciones sobre un acuerdo comercial futuro.

Las dos partes siguen divididas sobre las reglas para un “campo de juego nivelado” de competencia entre empresas, ayudas estatales o subvenciones para compañías de la UE y el Reino Unido, y el acceso de los barcos de la UE a las aguas pesqueras británicas.

Los diplomáticos esperan un progreso significativo a tiempo para una cumbre de líderes de la UE, más adelante en el mes, aunque, según las expectativas, la disputa podría extenderse hasta noviembre.

© Agence France-Presse




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.