Juan Guaido y Pedro Sánchez.

Un año después de que Pedro Sánchez reconociese a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela, el Gobierno ha insistido varias veces en que no ha cambiado su posición respecto de este país, a pesar de que Podemos haya entrado en el Ejecutivo.

Ha habido, en cualquier caso, varias polémicas sobre la relación que España mantiene con Guaidó, sobre todo después de que Sánchez no le recibiera cuando visitó el país, y la última de ellas se produjo ayer, cuando el jefe del Ejecutivo le calificó de líder de la oposición venezolana en lugar de presidente encargado.

Con matices, altibajos y sorteando polémicas, el Gobierno de Sánchez defiende estar manteniendo la misma postura pese a sus nuevos socios en el Ejecutivo, que no sólo no reconocieron nunca a Guaidó sino que incluso le consideran un golpista.

Esta es la cronología de los encuentros y desencuentros del Gobierno de España y el principal opositor de Nicolás Maduro:

AÑO 2019

23 de enero.- Ante la crisis institucional en Venezuela, el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, pide preservar la unidad de acción de la Unión Europea y reclama un debate rápido de todos los ministros de Exteriores.

24 de enero.- El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, habla por teléfono desde Davos (Suiza) con el presidente de la Asamblea General venezolana, Juan Guaidó, y le traslada el mensaje de que unas elecciones democráticas y transparentes son la salida “idónea y natural” a la crisis en ese país.

25 de enero.- El Gobierno propone a la UE que fije un plazo concreto para que el régimen de Nicolás Maduro convoque elecciones libres en Venezuela y, en caso de no cumplir esta condición, reconozca a Juan Guaidó como presidente interino del país.

26 de enero.- Pedro Sánchez da un plazo de ocho días a Nicolás Maduro para que convoque elecciones o de lo contrario España reconocerá a Juan Guaidó.

29 de enero.- En un acto de la Internacional Socialista en Santo Domingo, Sánchez llama “tirano” a Nicolás Maduro y subraya que Guaidó debe liderar la transición en Venezuela.

4 de febrero.- Sánchez comparece en la Moncloa para confirmar el reconocimiento oficial de España a Juan Guaidó como “presidente encargado” de Venezuela. Dicho reconocimiento tiene un horizonte claro: “Convocar unas elecciones libres, democráticas, con garantías y sin exclusiones” en el menor plazo de tiempo posible, recalca.

Podemos asegura que Sánchez “se equivoca” y que el reconocimiento puede “abrir la puerta a una confrontación armada”.

4 de marzo.- Borrell recalca la advertencia de la UE a Venezuela para que permita a Guaidó regresar al país sin problemas y respete la capacidad del presidente de la Asamblea y presidente encargado de “ejercer libremente sus funciones”.

12 de marzo.- España y Estados Unidos confirman haber tenido conversaciones sobre la posibilidad de que España acoja a funcionarios venezolanos que decidan abandonar al presidente Nicolás Maduro, aunque sin concretar ningún compromiso.

28 de marzo.- La II Reunión Internacional sobre Venezuela, celebrada en Quito y a la que asiste Borrell, concluye con una declaración que incluye propuestas de observancia electoral y una hoja de ruta para posibilitar la convocatoria de elecciones.

30 de abril.- Para el Gobierno, Guaidó es la persona legitimada para liderar la transformación política del país, cuya “solución debe venir de la mano de un movimiento democrático y pacífico; por lo tanto, España no respalda ningún golpe militar”, asegura en rueda de prensa la ministra portavoz, Isabel Celaá.

Por contra, partidos como IU condenan el nuevo “intento de golpe de Estado”, el día en que 69 personas resultan heridas en las protestas desatadas en Caracas tras el intento de levantamiento militar liderado por Guaidó.

1 de mayo.- El líder de Podemos, Pablo Iglesias, considera que el Gobierno “se equivocó reconociendo” a Guaidó y asegura que así se lo han reconocido en el Ministerio de Exteriores.

2 de mayo.- El ministro Borrell desmiente “rotundamente” las afirmaciones de Pablo Iglesias y asegura que nadie en Exteriores ha admitido que fuera un error reconocer a Guaidó.

3 de mayo.- El Gobierno español asegura que no va a entregar a las autoridades de Venezuela a Leopoldo López, el dirigente opositor acogido como “huésped” en la residencia del embajador de España en Caracas, pero sí regulará y limitará su actividad política para que la sede diplomática “no se convierta en un centro de activismo político”.

13 de mayo.- El Grupo Internacional de Contacto impulsado por la Unión Europea para propiciar una salida política a la crisis venezolana anuncia que enviará la semana siguiente una misión a Caracas.

23 de mayo.- El ministro Borrell considera que “no habrá mas remedio que establecer contactos” entre el Gobierno y la oposición venezolanos, pues han pasado cuatro meses desde que Guaidó se proclamara presidente interino, pero Nicolás Maduro sigue en el poder.

Borrell lamenta que la UE sea “muy lenta” en su toma de decisiones, tanto para reconocer a Guaidó como para conformar el Grupo de Contacto entre países europeos y latinoamericanos, que ha sido superado por la mediación noruega.

4 de junio.- Lilian Tintori, esposa del opositor venezolano Leopoldo López, y su hija menor viajan a España, mientras que él permanece como huésped de la residencia del embajador español en Caracas.

6 de junio.- Borrell asegura que “no hay que interferir con la dinámica” ni impulsar ninguna negociación paralela a la puesta en marcha por el Gobierno noruego para buscar una salida a la crisis en Venezuela y aboga por esperar resultados, dada la capacidad del país para mediar y propiciar acuerdos.

20 de junio.- Borrell mantiene una videoconferencia con Guaidó y con “dirigentes de algunos de los partidos de oposición con mayor representación en la Asamblea Nacional” y les reitera la posición española y de la UE favorable a una solución pacífica y decidida por los venezolanos. También traslada “el firme apoyo” de España al proceso de Oslo.

26 de junio.- Borrell se entrevista con el canciller venezolano, Jorge Arreaza, como parte de los esfuerzos de España por “contribuir a una solución pacífica, política y democrática” a la crisis.

22 de septiembre.- El ministro de Exteriores asegura en la sede de Naciones Unidas que España va a “animar” al Gobierno y a la oposición de Venezuela a que continúen con las negociaciones iniciadas en Oslo.

AÑO 2020

22 de enero.- En Davos, el mismo foro desde el que un año antes Sánchez hablara por teléfono con Guaidó, el Gobierno informa de que no será el presidente quien le reciba en su visita a España.

23 de enero.- Pablo Iglesias, ya vicepresidente en el Gobierno de Sánchez, califica a Guaidó de “dirigente político muy importante de la oposición” y, como tal, considera que lo correcto es que le reciba la ministra y no el presidente del Gobierno.

24 de enero.- El día antes de llegar a España, Guaidó resta importancia al hecho de que Sánchez no le reciba e insiste en las buenas relaciones bilaterales.

En esa misma jornada sale a la luz que la vicepresidenta del gobierno de Maduro, Delcy Rodríguez, se reunió la madrugada del 20 de enero en el aeropuerto de Barajas con el ministro de Transportes, José Luis Ábalos.

Desde ese día, son varias las versiones que va dando el Ejecutivo sobre ese encuentro, si bien en todo momento asegura que Rodríguez no pisó suelo español (la UE se lo prohíbe).

25 de enero.- Guaidó visita España y mantiene un encuentro con la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, en la Casa de América de Madrid, quien le traslada el “pleno respaldo del Gobierno español” y el “deseo” del Ejecutivo de contribuir a que se convoquen elecciones en Venezuela con garantías democráticas.

12 de febrero.- Pedro Sánchez se refiere en el Congreso a Guaidó como “líder de la oposición venezolana” y defiende a su ministro Ábalos al asegurar que evitó una “crisis diplomática” al reunirse en Barajas con la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez.

La oposición carga contra Sánchez por no hablar de Guaidó como presidente encargado y el Ejecutivo insiste en que no ha cambiado su posición sobre Venezuela.

13 de febrero.- El Gobierno, por medio de la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, subraya este jueves que “no ha cambiado para nada” la posición sobre Venezuela y el Ejecutivo sigue reconociendo a Guaidó como presidente encargado.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.