Erling Haaland, delantero del Borussia Dortmund. / Foto archivo

El Borussia Dortmund dio un paso hacia los cuartos de final de la Champions, tras imponerse 3-2 en el campo del Sevilla este miércoles en la ida de octavos del torneo continental, con doblete de Erling Haaland.

El Sevilla se adelantó en el marcador con un tanto de Suso (4), pero el jugador de origen sirio Mahmoud Dahoud equilibró (19). Haaland culminó la remontada (27, 43) y el neerlandés Luke de Jong puso el 3-2 (84), que pone en ventaja a los alemanes para la vuelta. El ” killer” noruego, que acumula ocho tantos en la Liga de Campeones, fue una pesadilla para el Sevilla, quien pese al resultado se mantiene con vida en la llave.

“Nos queda ese mal sabor de boca, pero con la sensación de que el equipo ha superado un momento malo del partido y vamos con ilusión y ambición de ganar a Alemania”, subrayó tras el partido el técnico, Julen Lopetegui.

El Dortmund saltó al césped del Sánchez Pizjuán dispuesto a llevarse el partido desde el primer minuto, presionando la salida del Sevilla. Los locales se adelantaron pronto cuando Suso soltó un disparo desde la frontal, que dio en Mats Hummels, desorientando al portero Marwin Hitz. El tanto apenas impresionó al Dortmund que siguió llegando con peligro a los dominios de Bono para equilibrar antes de la media hora.

Dahoud equilibra

Dahoud recortó en la frontal y disparó un cañonazo por la escuadra que puso el 1-1 en el marcador. A su vez, el gol del mediocampista cortó una racha de 728 minutos sin recibir gol de Bono, que se quedó a un paso de batir el récord sin goles del club andaluz que ostenta Andrés Palop con 752 minutos.

El tanto sirvió también para aumentar el acoso alemán, que llegaba con peligro por el costado izquierdo, frente a un Sevilla incapaz de encontrar los huecos en el compacto equipo germano. A la media hora, Haaland controló el balón en el centro del campo, se fue hacia la portería contraria, pasó a Sancho, que se lo devolvió filtrado, para que el noruego pusiera el 2-1 solo ante Bono.

Seis minutos después, el atacante sacó otro potente disparo que Bono envió a córner, pero el meta no pudo hacer nada en el siguiente intento. Un error de Alejandro ‘Papu’ Gómez propició un nuevo contraataque del Dortmund, que culminó Haaland con un disparo cruzado, poniendo el 3-1.

Los tantos desarbolaron al Sevilla que prácticamente sólo veía el momento de irse al descanso, aunque tras la pausa, los locales trataron de dar un paso adelante ante un Borussia que siguió manteniendo el control del partido.

Un gol para la esperanza

El equipo alemán dio un paso atrás, bajando su presión para esperar en el medio campo al Sevilla, en el que Lopetegui movió el banquillo con las entradas de Óliver Torres, Luke de Jong y Munir El-Hadaddi, buscando refrescar su ataque.

El Sevilla aprovechó el aire proporcionado por la menor presión visitante para intentar llegar por los costados, para luego poner balones al área. A pesar de llegar más, el equipo hispalense penaba para encontrar los huecos en la defensa del Dortmund, teniendo algunas de sus mejores ocasiones a balón parado.

Óscar Rodríguez, recién entrado al campo por Jordán, botó una falta a la escuadra que Hintz rechazó con la colaboración del palo (74).

Pero, los españoles, fiel a su costumbre, no se rindieron y siguieron atacando hasta que una internada de De Jong acabó con un disparo cruzado casi sin ángulo del neerlandés para poner el 3-2, que permite al equipo seguir soñando con el pase a la siguiente fase.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.