La tala ilegal de árboles amenaza uno de los mayores santuarios de orangutanes en la isla de Borneo, donde una veterinaria española lucha para preservar un hábitat en el que el gobierno indonesio hizo una concesión de tierras a una compañía maderera.

Entre 950 y mil 200 orangutanes, según cifras oficiales, viven en Sungai Putri, una zona de cerca de 57 mil hectáreas del distrito Ketapang, en la provincia de Borneo Occidental, dominada por una turbera y de una gran biodiversidad.

“Es la tercera población más grande de la provincia y una de las mayores de Borneo y del mundo”, dijo a Efe Karmele Llano Sánchez, veterinaria oriunda de Bilbao que dirige la organización conservacionista International Animal Rescue (IAR).

En los últimos 10 años más de 50 orangutanes han sido rescatados en el bosque de Sungai Putri y sus alrededores por la organización que lidera la doctora, que llegó al archipiélago en 2003 como voluntaria en varios centros de rehabilitación para animales salvajes.

En esa zona, el gobierno indonesio aprobó en 2015 una concesión de 40.000 hectáreas a la empresa indonesia PT Mohairson Pawan Khatulistiwa (MPK) para ejecutar una plantación de madera industrial en la mitad del terreno y efectuar tala selectiva de bosque en la otra mitad.

Pero, la ministra de Medioambiente y Bosques, Siti Nurbaya Bakar, congeló el proyecto en marzo del año pasado después de que varios informes revelaran la construcción de canales para drenar la turbera que amenazaban el ecosistema del bosque y la población de orangutanes.

A pesar de la decisión del Gobierno, una investigación de Greenpeace publicada el martes reveló operaciones de tala ilegal dentro de la concesión de PT Mohairson Pawan Khatulistiwa en al menos seis campamentos que operan de noche e “incluso cerca de nidos de orangutanes”.

“No está claro si la tala se realiza por MPK o por terceros que se aprovechan de las carreteras que la compañía ha construido”, dijo Greenpeace.

Además la activista de la organización ecologista en el país asiático, Ratri Kusumohartono, aseguró que la investigación “es una gran vergüenza para el Gobierno de Indonesia, que ha prometido recurrentemente proteger Sungai Putri”.

Mientras que la veterinaria española advierte de que la deforestación en la periferia del bosque mueve a los orangutanes hacia el interior y provoca “densidades más elevadas que en un ecosistema natural”.

A pesar de que la ministra anunció sanciones y ordenó llenar de tierra los canales en la concesión, imágenes de vídeo y fotografías recientes tomadas por activistas, muestran los canales llenos de agua y excavadoras.

El territorio de turbera, que ocupa el 84 por ciento de Sungai Putri, está protegido en Indonesia mediante una moratoria del Gobierno para las licencias de explotación de bosque primario y turba, vigente desde 2011, y mediante regulaciones para su protección posteriores a los fuegos de 2015.

Ese año, incendios en general provocados para el cultivo en las islas de Sumatra y la parte indonesia de Borneo quemaron cerca de dos mil 6 millones de hectáreas, causaron perdidas económicas millonarias y afectaron la salud de residentes en países vecinos como Brunei, Malasia y Singapur.

La turba, rica en carbono, “está protegida por ley, pero como es una concesión que está fechada antes de que salieran las regulaciones para la protección de turberas, ahí es un poco donde está la zona gris, no es ni blanco ni negro”, aseguró Llano.

Según un estudio del Gobierno del año pasado, en Borneo viven 57 mil 350 orangutanes y en Sumatra otros 14 mil 290.

Ambas poblaciones están en peligro de extinción por la deforestación que provoca la expansión de plantaciones de aceite de palma y, en menor medida, la industria papelera y minera. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.