Adam Castillejo, venezolano de 40 años con sangre española y holandesa, se convirtió en la segunda persona curada del VIH en la historia, reporta  El Español este martes 10 de marzo.  Significa, que ha conseguido eliminar el virus de su organismo.

Castillejo, residenciado en Londres, fue tratado con una terapia de vanguardia en la capital del Reino Unido. Y hace un año, los investigadores del Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa (España) y el University Medical Center de Utrecht (Holanda) anunciaron que el virus de inmunodeficiencia humana estaba en remisión en su organismo, describe el portal digital.

Desde entonces, su identidad era mantenida oculta bajo el alias el paciente de Londres. Hoy, cuando sigue sin rastro del VIH en su cuerpo y considerado oficialmente como “curado”, su identidad fue revelada al The New York Times.

“No quiero que la gente piense: ‘Oh, has sido elegido’. No, simplemente ocurrió así. Estaba en el lugar apropiado, probablemente en el momento oportuno, cuando sucedió”, dijo Castillejo al diario estadounidense.

Presentaba linfoma avanzado

A los 23 años de edad fue diagnosticado del VIH. Y en 2011 se le determinó un linfoma avanzado.

Ya hoy, el VIH en el caso de Castillejo permanece indetectable en sangre, líquido cerebro-espinal, tejido intestinal y semen. después de 29 meses de la interrupción del tratamiento, se lee en el reporte.

La primera persona oficialmente curada del VIH es el estadounidense Timothy Ray Brown, quien reside en California, libre del VIH sin necesidad de antirretrovirales.

Castillejo, quien quiere ser un embajador de la esperanza, creció en Caracas. Su padre, de ascendencia española y holandesa, y que se desempeñó como piloto para una empresa de ecoturismo, murió hace 20 años. De padres divorciados, fue criado principalmente por su madre, que vive en Londres con él, refiere The New York Times.

Adam Castillejo inicialmente se residenció en Copenhague y luego se trasladó a Londres, donde permanece desde 2002. Tras soportar casi una década de tratamientos agotadores y momentos de desesperación, el venezolano quiere que su historia sea un mensaje de optimismo para el resto de los pacientes con el virus de inmunodeficiencia humana.

Con información de El Pitazo

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.