Trancazo
(Foto Angel Chacón)
COMPARTE

Dayrí Blanco | @DayriBlanco07

Iraida Peralta camina lento, pero lo hace con determinación. Ve a un grupo de personas manifestando y se detiene. Se queda un rato con ellos y comenta lo mal que la está pasando económicamente y todos coinciden con ella. Pero agrega: “Mi hija se murió de cáncer hace nueve meses por falta de medicinas”. El silencio se impone. Hasta los pitos y cornetas dejaron de sonar. Ella sigue hablando por 15 minutos y sigue su camino.

Pasaba por la avenida Bolívar Norte tras terminar su jornada de trabajo de limpieza la tarde de este miércoles. “Vengo de pasar coleto en una oficina en El Viñedo”. Intentaba llegar a su casa en Los Samanes, 5,7 kilómetros al sur de Valencia. Se le veía cansada, pero a ella no le importaba. “Camino lo que sea, no me importa. Yo apoyo este trancazo porque se que es un sacrificio que valdrá la pena”.

Ella no lucha solo por la escasez de medicina que mató a su hija. Trabaja como personal de mantenimiento de residencias y empresas en las que le pagan seis mil bolívares al día, de los que gasta mil 200 en pasaje. “Eso no me alcanza para nada. Lavo, plancho y limpio para medio vivir”.

No goza de pensión. Es un beneficio del que está excluida pese a tener 64 años. Las precariedades en su casa son cada vez más agudas. “Estoy cansada de comer yuca y plátano. Y me da mucho dolor ver a mi nieto de un año crecer sin haber tomado nunca tetero porque no se consigue leche”.

Su mensaje al Gobierno es claro: “Maduro, nos tienes pasando hambre y estás matando al pueblo por falta de medicinas. Si no quieres dejar el poder, al menos que no nos falte la comida y los remedios”.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.