En la ceremonia en la sede del parlamento, en presencia del presidente Hasan Rohani, el presidente de la Asamblea, Alí Larijani, también atacó a Arabia Saudí. (AFP)
COMPARTE

Una inmensa muchedumbre asistió este viernes en Teherán a los funerales de las víctimas de los primeros atentados perpetrados por el grupo Estado Islámico (EI) en Irán, tras los cuales se efectuaron decenas de detenciones.

Bajo un calor sofocante, un camión, seguido por la multitud, transportaba los féretros de 15 de las 17 personas muertas el miércoles en atentados en el parlamento iraní y en el mausoleo del imán Jomeini, fundador de la República Islámica.

Las otras dos víctimas mortales de los atentados fueron sepultadas en otras provincias.

Desde el centro de Teherán, el largo cortejo se dirigió hacia el cementerio de Behesht-e Zahra, cerca del mausoleo de Jomeini, a unos 20  km. “¡No tenemos miedo!”, “¡Muerte a Estados Unidos!”, “¡Muerte a los Saud!” (familia reinante en Arabia Saudí), gritaron los participantes.

Decenas de detenciones

Este mismo viernes, el ministerio iraní de Inteligencia y el medio de comunicación Mizanonline, cercano al poder judicial, anunciaron la detención de decenas de “agentes” del grupo EI tras los atentados del miércoles en la capital.

Cuarenta y una personas fueron detenidas en Teherán y en las provincias de Kermanshah, del Kurdistán y de Azerbaiyán Oeste, todas situadas en el noroeste cerca de las fronteras con Irak y Turquía, según un comunicado del ministerio.

Según esta fuente, entre los detenidos hay “agentes” del EI, “equipos operativos” y “sus principales coordinadores”. Las fuerzas de seguridad se incautaron de documentos y material destinado “a cometer operaciones terroristas”, añadió.

Poco antes de la publicación de este comunicado, la página de información Mizanonline había anunciado el arresto de nueve personas “vinculadas” al EI: siete de ellas el jueves por la noche en la provincia sureña de Fars, y otras dos el viernes por la mañana en la provincia de Kermanshah.

El miércoles, cinco “sospechosos” habían sido detenidos en los dos escenarios de los atentados reivindicados por el EI, el parlamento iraní y el mausoleo del imán Jomeini.

El miércoles, los Guardianes de la Revolución –ejército de élite del régimen– acusaron a Washington y a Riad de estar “implicados” en los atentados.

Reforzar el odio a Estados Unidos

En los funerales de este viernes, el guía de la Revolución, el ayatolá Ali Jamenei, había dirigido un mensaje de pésame a los familiares de las víctimas.

Los atentados solo lograrán “reforzar el odio contra el gobierno de Estados Unidos y sus agentes en la región”, dijo mencionando al gobierno saudí.

En una ceremonia en la sede del parlamento, en presencia del presidente Hasan Rohani, el presidente de la Asamblea, Alí Larijani, también atacó a Arabia Saudí, al que calificó de “estado tribal muy alejado de la democracia”.

Larijani denunció además las sanciones de Estados Unidos contra Irán.

Estados Unidos “sabe que los Guardianes de la Revolución y la fuerza Qods son las fuerzas regionales más importantes en la lucha contra los terroristas”, afirmó Larijani.

Los atentados del miércoles, que también dejaron medio centenar de heridos, fueron cometidos por cinco hombres armados, entre ellos kamikazes que se hicieron estallar. Eran todos iraníes y miembros del EI, y ya habían actuado en Siria e Irak antes de golpear en Irán, según un alto responsable iraní.

Teherán apoya a los gobiernos sirio e iraquí en su lucha contra los grupos rebeldes y yihadistas, entre ellos el EI.

Aunque también Washington combate al EI, Donald Trump afirmó tras los atentados de Teherán que “los Estados que apoyan al terrorismo corren el riesgo de convertirse en las víctimas del mal que apoyan”. Trump se refería al apoyo de Irán al grupo yihadista Hezbolá.

Esa reacción del presidente estadounidense fue calificada de “repugnante” por Teherán. 

Estados Unidos e Irán, cuyas relaciones han empeorado aún más tras la llegada de Trump al poder, carecen de vínculos diplomáticos desde la Revolución Islámica de 1979.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.