Foto Referencial
COMPARTE

La policía japonesa detuvo a un matrimonio de Osaka (oeste) sospechoso de haber secuestrado en su domicilio a su hija durante más de 15 años, después de que ésta muriese de frío, con 33 años, informaron este miércoles medios locales.

Los padres, de unos cincuenta años, confesaron haber encerrado a su hija en una pequeña habitación de su casa desde que tenía 16 o 17 años, según la agencia de prensa Kyodo.

La pareja se entregó a la policía después de la muerte de su hija.

Una autopsia del cuerpo reveló que la joven murió de frío y que estaba en un estado de malnutrición de extrema gravedad, con apenas 19 kilos de peso.

Los padres declararon a los investigadores que habían decidido encerrar a su hija porque padecía una enfermedad mental que le provocaba un comportamiento violento, informó la cadena de televisión pública NHK.

Sólo la alimentaban una vez al día, según los medios.

Sus padres se comunicaban con ella a través de un interfono fijado en la habitación, y también habían instalado una decena de cámaras de vigilancia alrededor de su casa para, quizás, garantizar que nadie descubriera su secreto, según el diario Yomiuri Shimbun.

La policía de Osaka, solicitada por la AFP, no estaba disponible este miércoles para comentar este caso.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.