Decenas de miles de personas exigieron hoy en Bratislava y en más de treinta ciudades eslovacas la dimisión del actual Ejecutivo tripartito liderado por el socialdemócrata Robert Fico, al que muchos culpan de pasividad e ineficacia para combatir la corrupción y el crimen organizado.

La segunda reivindicación de los manifestantes, según declararon los organizadores de la protesta a la cadena privada TA3, ha sido una investigación profunda e imparcial sobre el asesinato del periodista Jan Kuciak, encontrado muerto en su domicilio cerca de Bratislava a finales de febrero pasado.

Kuciak investigaba la influencia de la mafia italiana en altos cargos del Gobierno eslovaco, a través de personas de círculos próximos al primer ministro.

El asesinato del reportero ha causado gran conmoción en el país y ha desatado una profunda crisis política que ha enfrentado al primer ministro Fico con el presidente, Andrej Kiska, quien le exige una profunda remodelación de gabinete o elecciones anticipadas.

Hoy la protesta más numerosa se registró en la capital, Bratislava, donde más de 25.000 personas corearon los lemas “Dimisión” y “Queremos elecciones” y portaron carteles en los que se leía “Fico mentiroso y compañía, iros”.

Estas protestas, entre las mayores de los últimos 30 años en este país centroeuropeo de cinco millones de habitantes, se desarrollaron sin incidentes y en medio de un amplio despliegue policial.

El primer ministro avisó que había indicios de que estas acciones podían derivar en actos vandálicos, lo que la oposición consideró una forma de atizar miedos.

Las concentraciones de hoy, organizadas por activistas jóvenes a través de redes sociales, se llevaron a cabo bajo el lema “Levantémonos por una Eslovaquia decente”.

“Es una casta que está por encima de la ley y que no respeta la cultura democrática”, dijo a TA3 en alusión a los políticos del actual Ejecutivo un manifestante de Kosice, segunda ciudad de Eslovaquia, donde hoy protestaron 15.000 personas.

Durante el fin de semana, Fico buscará con sus socios de coalición nacionalistas y de la minoría húngara una solución consensuada a la crisis política en el país, de la que después informará al presidente.

Kiska repitió hoy que ve sólo dos posibilidades para resolver la situación: una remodelación sustancial del Gobierno, que se considera que ha polarizado al país, o la celebración de comicios anticipados.

Los medios locales afirman que la remodelación del Ejecutivo pasa necesariamente por la salida del controvertido ministro del Interior, Robert Kalinak, contra el que un fiscal interpuso esta semana una denuncia por sabotear investigaciones relacionadas al crimen organizado.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.