Foto Cortesía

Una veintena de camiones fueron incendiados durante la madrugada de este viernes en tres ataques en las regiones de La Araucanía y el Bío Bío, en la zona de conflicto con comunidades mapuches en el sur de Chile, sin dejar lesionados, de acuerdo a las autoridades.

El mayor ataque se registró en la región del Bío Bío, donde 14 camiones resultaron calcinados, según el gobernador de la zona, Humberto Toro.

“Los 14 camiones están totalmente quemados”, dijo la autoridad, mientras que testigos aseguraron que el ataque fue perpetrado por un grupo de encapuchados que realizaron varios disparos de escopetas al aire antes de prender fuego a los vehículos.

Medios locales reportaron otro ataque en la vecina región de La Araucanía, a unos 800 km al sur de Santiago, en los que tres fueron camiones quemados, mientras que un tercer atentado ocurrió también en la región del Bío Bío.

El gobernador Toro dijo que ningún grupo se adjudicó el ataque a los 14 camiones. No obstante, aseguró que “tenemos información que nos permite elucubrar que en los ataques se actuó de manera coordinada y con algún tipo de conexión”, según dijo en entrevista con radio ADN.

En ambas regiones son frecuentes los ataques incendiarios a camiones y maquinaria forestal. La policía sindica a grupos radicales mapuches, aunque la justicia no ha logrado acreditar el vínculo.

La justicia sobreseyó recientemente a ocho mapuches, entre ellos el vocero del grupo radical Cordinadora Arauco Malleco (CAM), Héctor Llaitul, tras ser acusados del ataque incendiario de varias iglesias y maquinaria forestal, tras una instrucción salpicada de irregularidades.

La investigación judicial determinó que el grupo fue acusado en base a una serie de mensajes telefónicos que habrían sido implantados con posterioridad en sus teléfonos móviles por agentes de la policía que buscaban inculparlos.

En una rueda de prensa este jueves en Santiago, Llaitul aseguró que esta operación de supuesto montaje demuestra que la policía chilena “ha sobrepasado su actuar” en la zona de conflicto mapuche, donde ha predominado una mirada “racista” hacia las comunidades indígenas, que reivindican la restitución de tierras que consideran suyas por derechos ancestrales y que hoy están en manos de compañías forestales.

Reducidos a unas 700.000 personas, de los 17 millones de habitantes de Chile, la pobreza en pueblos originarios cayó a un 18,3% desde un 23,4%, según datos oficiales de 2015, aunque sigue siendo más alta que en el resto de la población (11%).

pa/af/cd




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.