La misión de observación electoral de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) desplegará una treintena de expertos en seis provincias de Ecuador, para acompañar y verificar el proceso de votaciones de la consulta popular que tendrá lugar el domingo en este país andino.

Así lo explicó hoy el representante especial de la misión de Unasur, el uruguayo Roberto Conde, en un diálogo con periodistas en el que explicó la tarea y objetivos de la delegación durante el proceso de consulta popular y referendo.

La misión desplegará a su personal en las jurisdicciones andinas de Pichincha y Azuay; las costeras de Manabí, Esmeraldas y Guayas; y en la amazónica de Orellana, consideradas representativas de todo el país, integrado por 24 provincias.

Conde indicó que la misión de Unasur inició su trabajo en Ecuador el pasado 27 de enero y dijo que desde entonces ha entablado conversaciones directas con varias autoridades electorales.

“Estamos conformes con los grados de observación en todos los aspectos implementales” del proceso, señaló el representante de Unasur tras indicar que en estos días previos a la votación, la misión también se ha reunido con distintos actores políticos y sociales que respaldan cada una de las opciones de la consulta.

Esos diálogos han sido “representativos” con dirigentes de las opciones, añadió Conde y contó que hace dos días se reunió con líderes del movimiento oficialista Alianza País (AP), que propugna el Sí a las siete preguntas de la consulta popular y referendo, mientras que el viernes lo hizo con partidarios del expresidente Rafael Correa, que promueve el No.

La misión electoral, añadió Conde, también se ha dedicado a ver “si la ciudadanía está recibiendo las informaciones correspondientes” y necesarias sobre las siete preguntas de la consulta.

De su lado, el coordinador general de la misión de Unasur, el chileno Patricio Santamaría, comentó que el viernes se entregó un informe previo sobre la observación de Unasur a la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Nubia Villacís.

El lunes, dijo se emitirá un informe preliminar sobre la jornada de votaciones y, una vez proclamados los resultados, para lo cual hay un plazo estimado de quince días, se plasmarán en un documento todas las observaciones efectuadas por la misión de Unasur.

La delegación, añadió Santamaría, está formada por delegados de cada uno de los países de la Unión, que representan a los entes electorales en sus países, entre magistrados, directivos, técnicos y expertos.

La Unasur es el proceso de integración más ambicioso de Suramérica y está formado por Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.

La misión electoral en Ecuador, integrada con representantes de los países de la región, excepto Guayana y Surinam, además de plantear ciertas recomendaciones, “nos permitimos hacer sugerencias” que incluso podrían dirigirse a eventuales “modificaciones legales”, añadió Santamaría.

El Consejo Electoral de Unasur, creado en 2012, ha desplegado 26 misiones de observación y acompañamiento en varios países de la región e incluso participó ya en comicios en República Dominicana.

Esta es la primera vez que una misión de Unasur participa en una consulta popular en Ecuador, aunque ya lo ha hecho en Colombia y Bolivia en anteriores ocasiones.

Unos trece millones de electores están facultados para participar en la consulta popular del próximo 4 de febrero en Ecuador, donde el voto es obligatorio para los mayores de 18 años y facultativo para los menores de entre 16 y 18 años.

Reformas y enmiendas constitucionales sobre la lucha anticorrupción, la reelección indefinida, la plusvalía, el cuidado del ambiente en proyectos mineros y petroleros y que los delitos sexuales a niños sean imprescriptibles forman parte de las siete preguntas que irán este domingo a consulta.

Las cinco primeras forman parte del referéndum y en caso de ser aprobadas implicarían enmendar la Constitución vigente, mientras que las dos últimas integran la consulta y suponen modificar la legislación vigente o introducir nuevos supuestos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.