La Unión Europea no logra acuerdo sobre sanciones contra Bielorrusia
/ Foto: Cortesía

La líder opositora bielorrusa Svetlana Tijanóvskaya pidió este lunes acciones prácticas de apoyo por parte de la Unión Europea, pero los ministros de Relaciones Exteriores del bloque no lograron superar las divergencias para adoptar sanciones contra Bielorrusia por manipulación electoral y represión, adelantaron diplomáticos a AFP.

“No habrá sanciones esta jornada. Es lamentable. A pesar de las promesas, Tijanóvskaya se irá con las manos vacías. Es la realidad”, comentó a AFP una de esas fuentes diplomáticas.

Bielorrusia se ha visto convulsionada por manifestaciones sin precedentes contra el presidente Alexander Lukashenko desde que regresó al poder en las elecciones del 9 de agosto.

La UE no reconoce el resultado de esa elección, alegando que no fueron comicios libres y justos, y ahora Bruselas busca mecanismos para sancionar a funcionarios del gobierno de Lukashenko con una prohibición a los viajes a países europeos y el congelamiento de activos.

Lukashenko, quien ha gobernado Bielorrusia durante más de un cuarto de siglo, respondió a las protestas con una violenta represión.

Sanciones importantes

En una conferencia de prensa en Bruselas, Tijanóvskaya había dicho que “las sanciones son muy importantes para nuestra lucha, pero son parte de las presiones para que las llamadas autoridades comiencen a negociar con nosotros”, apuntó.

Tijanóvskaya, quien se opuso a Lukashenko y huyó a Lituania por su propia seguridad después de las elecciones, compartió un desayuno con ministros de Relaciones Exteriores de la UE y el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell.

“Nos ha ofrecido informaciones sobre los eventos en Bielorrusia”, dijo Borrell a la prensa luego del desayuno de trabajo.

“Quiero destacar que apoyaremos cualquier diálogo nacional amplio sobre los derechos de los bielorrusos a tener elecciones libres y justas”, apuntó el jefe de la diplomacia europea, quien recordó que el bloque no reconoce como legítimo el reciente triunfo electoral de Lukashenko.

Unanimidad fuera de alcance

Por su parte, el ministro alemán de relaciones exteriores, Heiko Maas, había mencionado antes del inicio de la plenaria de cancilleres que “es necesario llegar a la conclusión de que nada ha mejorado en semanas recientes. La violencia que Lukashenko ha usado contra manifestaciones pacíficas es totalmente inaceptable”.

Por ello, añadió el titular de la diplomacia alemana, “tenemos que preguntarnos si Lukashenko (…) no debería ser sancionado por la Unión Europea”.

Por su parte, el ministro de Lituania, Linas Antanas Linkevicius, dijo antes de la plenaria que “es realmente el momento de actuar y espero que nuestros colegas no conviertan las decisiones en rehenes”.

En este caso, diplomáticos europeos coinciden en señalar que Chipre bloquea en la práctica, con su veto, la adopción de las sanciones a Bielorrusia, ya que la adopción de sanciones exige el apoyo unánime.

Para sumarse a la mayoría y obtener la unanimidad, Chipre había exigido de la UE la adopción de sanciones contra Turquía, abriendo así otro flanco de alta sensibilidad diplomática.

Debe haber consistencia

Este lunes, el ministro chipriota de relaciones exteriores, Nikos Christodoulides, dijo a la prensa en Bruselas que las reacciones del bloque europeo y de cada país a violaciones de derechos humanos no puede adaptarse como un menú. “Tiene que haber consistencia”, dijo.

La UE había preparado una lista de unas 40 personas a las que considera responsables por la manipulación electoral y la represión a las manifestaciones en Bielorrusia, y pretendría adoptar sanciones contra ellas.

La reunión de Tijanóvskaya con los cancilleres de la UE, seguida de una comparecencia ante el Parlamento Europeo, es parte de un esfuerzo coordinado para mantener la presión internacional sobre Lukashenko.

El viernes la líder opositora había instado a la comunidad internacional a responder a los abusos en Bielorrusia “en los términos más enérgicos”, durante una aparición en video ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, donde fue interrumpida repetidamente por el embajador bielorruso.

Pero la aplicación de sanciones por parte de la UE requiere la unanimidad de su miembros. Por ello, la aprobación final de estas sanciones a Bielorrusia aún no ha sido posible.

“Aún no tenemos la unanimidad”, admitió Borrell esta semana ante el Parlamento Europeo.

© Agence France-Presse




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.