Martin Chungong, secretario general de la La Unión Interparlamentaria (Foto cortesía ©IPU)

La plenaria de la Unión Interparlamentaria Mundial aprobó este miércoles un informe realizado por la Comisión de Derechos Humanos sobre el caso venezolano, y dictó medidas a favor de 57 diputados de la Asamblea Nacional.

La vicepresidenta de la Comisión y jefa de la Delegación venezolana, Delsa Solórzano, informó que se dictaron medidas de protección a 57 parlamentarios en cuyos casos se ha comprobado tortura, intimidación, arrestos ilegales y arbitrarios, violaciones a la libertad de opinión y expresión, violación a la libertad de asociación, violaciones a la libertad de tránsito libremente en su país, violación a la inmunidad parlamentaria y obstrucciones al ejercicio de la labor parlamentaria por parte del gobierno venezolano.

Además, se exige la devolución de funciones y recursos administrativos al Parlamento venezolano, que le fueron arrebatados por el mandatario Nicolás Maduro por decreto presidencial en 2016.

El diputado Tomás Guanipa dijo que “a pesar de las amenazas que el gobierno tiene sobre los parlamentarios nosotros vamos a seguir luchando por el pueblo venezolano, es bueno que esta asamblea sepa que los diputados tenemos que salir por la frontera ya que si lo hacemos por algún aeropuerto nuestro pasaporte es retenido para impedirnos la salida del país”.

REUNIÓN DE LA UIP

La Unión Interparlamentaria (UIP) examinó esta semana violaciones a los derechos humanos de 57 parlamentarios venezolanos pertenecientes a la Mesa de la Unidad Democrática y mostró su preocupación ante el aumento de la represión contra miembros de la oposición.

En la última jornada de la 138 Asamblea de la UIP celebrada en Ginebra, el secretario general, Martin Chungong, exigió a las autoridades venezolanas que cesen el acoso y los ataques contra la oposición, y responsabilicen a los culpables de abusos en el pasado.

Chungong denunció que el organismo tiene pruebas de que varios miembros del Parlamento venezolano resultaron heridos ejerciendo sus derechos democráticos de protesta y agregó que “aunque no podemos ser complacientes, debemos admitir que las presiones ejercidas por la UIP ayudaron a aliviar las preocupaciones de la oposición”.

“Existe una amenaza real en Venezuela y seguiremos presionando en el interés de la democracia”, agregó.

A lo largo de la asamblea, que reunió delegaciones de todo el mundo desde el pasado 24 de marzo, la institución revisó un total de 237 casos de parlamentarios de ocho países distintos, de los que 221 procedían de Camboya, Maldivas, Turquía y Venezuela. EFE

e




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.