Ante la situación de asfixia presupuestaria que enfrenta en los últimos años, la Universidad de Carabobo (UC) se ha visto en la necesidad de tomar medidas de contingencia que permitan garantizar su funcionamiento.

Es así como en 2016, el Consejo Universitario (UC) decidió cesar todos los aportes que se hacían a las fundaciones y asociaciones dependientes de la Universidad, excluyendo solamente a las fundaciones de carácter educativo.

Ante esta situación, en el año 2017 emite un decreto de emergencia económica y más recientemente, en el mes de febrero, el Consejo Universitario autoriza a la rectora Jessy Divo de Romero, para evaluar y realizar las propuestas de reorganización que considere pertinentes relacionadas con las condiciones actuales de funcionamiento de las unidades organizacionales de la administración centralizada.

La comisión quedó integrada por María Esther Lizardo, directora general de Organización Institucional, como coordinadora; Cruz Mayz, coordinadora ejecutiva de la Rectoría Despacho; Claudia Durán, directora de Recursos Humanos Central y Heliane Uzcátegui, coordinadora general de Consultoría Jurídica, a quienes se les encargó la realización del estudio respectivo para su posterior consolidación en informe definitivo.

Tomando en cuenta el principio de racionalización del recurso humano, la creciente y preocupante diáspora que atraviesa la institución universitaria, el déficit presupuestario que agobia a la Universidad desde hace varios años y que se ha agravado vertiginosamente en los últimos meses, la crisis que afecta la infraestructura en cuanto a mantenimiento, reposición, y adquisición de insumos, productos, servicios necesarios para el desenvolvimiento de la misma, se hizo necesario tomar medidas.

Lizardo informó, que la comisión consignó ante el CU un primer informe el 23 de febrero, contentivo del estudio de las unidades organizacionales que se encuentran adscritas a Rectoría Despacho, que había sido aprobado por el Consejo Universitario por unanimidad.

Este contempla: 1) la eliminación de la  unidad organizacional Coordinación del Centro de Interpretación Histórico, Cultural y Patrimonial, 2) fusión de las coordinaciones Dr. Alfredo Celis Pérez y Cinearte Patio Trigal en una sola coordinación para la difusión de las artes escénicas y cinematográficas y 3) eliminación de la Coordinación Proyecto Aula Magna, entre otras.

El documento refiere que frente a la situación de emergencia señalada y con ocasión al sostenido déficit presupuestario de los últimos años que ha afectado exponencialmente el normal funcionamiento de esta casa de estudios, se precisa la implementación de criterios de racionalidad que favorezcan el funcionamiento de la institución.

Lizardo informó a su vez, que la comisión se mantiene en constante evaluación para la entrega oportuna del estudio del resto de las unidades organizacionales, las cuales consignarán ante el CU a la brevedad posible.

Claudia Durán, directora de Recursos Humanos Central, aseguró que la UC mantiene su espíritu de protección al trabajador, pero también hacia todos los espacios universitarios, especialmente en la situación tan crítica en la que se encuentra el país.

En atención a esto, Lizardo manifestó que esta reestructuración forma parte de las medidas necesarias para enfrentar la crisis; “tenemos la esperanza de que el país retorne a sus condiciones y podamos recuperar la actividad en todos sus espacios, dado que esta institución siempre ha tenido como norte, su desarrollo y fortalecimiento, lo que implica expansión en sus áreas de influencia”.

No obstante, en estos momentos es deber de la institución, aplicar una reestructuración justamente para mantenerse en la defensa de sus espacios, puesto que los recortes presupuestarios del Ejecutivo Nacional, apuntan al cierre de las casas de estudios superiores; sin embargo, la UC nunca abandonará su misión, aseguró Lizardo.

Cruz May, integrante de la comisión, informó que se tiene una deuda enorme con estacionamientos, servicios y condominios de los espacios alternos ubicados fuera del campus universitario, lo cual obliga a repensar el uso de los mismos y la necesaria búsqueda de autosustentabilidad.

La profesora Lizardo destacó la necesidad de aclarar que la eliminación de la unidad organizacional Coordinación Proyecto Aula Magna, no afecta en ningún aspecto la labor que viene ejerciendo la Asociación Civil Egreamigos, puesto que esta última es una persona jurídica independiente y tiene una junta directiva con autonomía de gestión, lo que le otorga garantía de funcionamiento.

Nota de prensa- Universidad de Carabobo.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.