La Coalición Universitaria anunció hoy que está lista para participar de un eventual diálogo para superar la crisis sociopolítica que atraviesa Nicaragua, y que ha dejado al menos 47 muertos, pero exigió al Gobierno el cese de la represión para tomar parte del mismo.

En un comunicado de seis puntos emitido este martes, la Coalición, que sirve de portavoz de nueve grupos universitarios opuestos al Gobierno de Daniel Ortega, anunciaron que el sector estudiantil ya tiene listos a cinco miembros que participarían en el posible diálogo nacional, pero no divulgó sus nombres por razones de seguridad.

Los universitarios, que lideran las continuas protestas contra Ortega en Nicaragua, exigieron “el cese de la intimidación, represión y persecución por parte de la Policía Nacional y fuerzas de choque del régimen gobernante” hacia todos los involucrados en cualquier manifestación.

También solicitaron “la desarticulación de todos los aparatos de represión paramilitar que han sido utilizados por los caudillos orteguistas”.

De la misma manera, demandaron “el inmediato cese de procesos ilegítimos y arbitrarios que intentan enjuiciar a inocentes por el asesinato del periodista Ángel Gahona y demás actos vandálicos”, en especial de los jóvenes afrodescendientes Brandon Crístofer Lovo y Glen Slate, Juan José López Oporta, Michael Enrique Peña Gonzáles, Rommel Fabián Guillén y Kevin Antonio Martínez Mejía.

Igualmente reclamaron “el desmontaje de todos los casos de investigación judicial” que la Fiscalía “ha abierto de manera arbitraria en contra de ciudadanos que participaron en protestas pacíficas en pleno uso de sus derechos civiles”.

Asimismo, condenaron supuestas pretensiones de Ortega, de realizar un diálogo únicamente por personas afín a su Gobierno.

Adicionalmente deslegitimaron la “Comisión de la Verdad, Justicia y Paz”, conformada por la Asamblea Nacional (parlamento) e integrada exclusivamente por seguidores de Ortega.

Aunque el Gobierno y el sector privado han insistido en solucionar la crisis por medio de un diálogo nacional, que estaría siendo mediado por la iglesia Católica, hasta ahora no hay fecha para su inicio.

Los obispos han reiterado que un diálogo no se puede iniciar mientras ocurran actos violentos.

La crisis en Nicaragua cumple hoy 21 días, debido a multitudinarias manifestaciones a favor y en contra de Ortega, que comenzaron exigiendo medidas de seguridad social y continuaron aunque el mandatario revocó su decisión.

Las manifestaciones y enfrentamientos violentos han causado al menos 47 muertos, la mayoría entre el 18 y el 22 de abril pasado, según el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), mientras que otras organizaciones humanitarias elevaron a 63 el número de los fallecidos. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.