El presidente filipino Rodrigo Duterte. (AFP)
COMPARTE

Unos 200 hombres armados atacaron este miércoles un cuartel del Ejército antes de atrincherarse en la escuela de un pueblo situado a 160 km de Marawi, ciudad del sur de Filipinas escenario de una insurrección islamista, indicó la policía.

El inspector de policía Realan Mamon no precisó si había alumnos o docentes tomados como rehenes en la escuela primaria de Pigkawayan, en la isla de Mindanao (sur). El ataque se produjo al alba, antes del horario de apertura del centro de enseñanza.

Mamon declaró a la radio local que el ataque contra el cuartel podría ser una maniobra de distracción para ayudar a los combatientes sublevados de Marawi.

El inspector agregó que los hombres armados pertenecían probablemente a los Bangsamoro Islamic Freedom Fighters (Biff), fracción disidente del Frente moro islámico de liberación (Milf), principal grupo rebelde musulmán del país.

Cientos de insurgentes –con ayuda de combatientes extranjeros, según las autoridades– invadieron el 23 de mayo Marawi, la ciudad musulmana más importante de Filipinas, país de mayoría cristiana, agitando banderas negras del grupo yihadista Estado Islámico.

Las autoridades filipinas afirman que se trata de un intento de decretar un “califato” islámico en la región.

El presidente filipino Rodrigo Duterte declaró desde entonces la ley marcial en toda la región de Mindanao.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.