El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan. (foto referencial)
COMPARTE

Decenas de miles de kurdos -30.000, de acuerdo con fuentes de la policía- marcharon este sábado por el centro de la ciudad alemana de Fráncfort en protesta por las políticas del mandatario turco, Recep Tayyip Erdogan, y el referéndum convocado para abril para instaurar un sistema presidencialista en Turquía.

Según imágenes difundidas por la televisión pública regional hr, muchos manifestantes portaban banderas con el rostro de Abdulá Öcalan, líder del proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, considerado organización terrorista por Turquía, la Unión Europea y Estados Unidos) y que cumple cadena perpetua en una prisión turca.

La policía exigió en reiteradas ocasiones a los asistentes que enrollaran las banderas y, ante el caso omiso de los participantes, tomó fotografías y vídeos para documentar los hechos.

En un reciente escrito a los titulares regionales de Interior, el ministro alemán de esa cartera, Thomas de Maizière, recordó la prohibición expresa de símbolos del PKK.

La asociación kurda NAV-DEM, organizadora de la marcha, recibió con críticas esa medida, ya que, en su opinión, “la prohibición de símbolos del movimiento de liberación kurdo equivale a la prohibición de la identidad kurda”.

Durante la marcha, celebrada bajo el lema “No a la dictadura, sí a la democracia y a la libertad” y organizada con motivo del Noruz, la festividad de año nuevo para los kurdos que coincide con el equinoccio de la primavera, los participantes corearon eslóganes como “Viva la resistencia del pueblo kurdo” o sencillamente “PKK”.

Los organizadores contaban inicialmente con la presencia de unas 20.000 personas, para lo cual la policía realizó un gran despliegue de agentes ante el riesgo de enfrentamientos entre manifestantes kurdos y grupos nacionalistas turcos como los registrados en anteriores ocasiones.

El centro de la ciudad, muy concurrido los sábados, estaba inusualmente vacío de paseantes, numerosas calles estaban cerradas y varias líneas de tranvía y autobús fueron desviadas o interrumpidas en algunos tramos.

Dentro de las recientes tensiones entre Ankara y Berlín tras el encarcelamiento en Turquía del periodista germano-turco Deniz Yücel y la cancelación y prohibición de mítines de algunos ministros turcos en Alemania, Erdogan acusó a la canciller alemana, Angela Merkel, de proteger a terroristas en referencia al PKK, algo que el Gobierno germano tildó de “absurdo”.

El pasado martes, el Ejecutivo alemán confirmó al turco vía nota verbal, en un procedimiento burocrático habitual ante citas electorales en un tercer país, la autorización para celebrar el referéndum también en Alemania, donde residen cerca de 1,4 millones de turcos con derecho a voto.

Al mismo tiempo, Berlín recordó a Ankara la obligación de atenerse al derecho y a la legislación alemana, tanto en campaña como en la votación.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.