Más de 5.000 vehículos con motor diesel, cuyos softwares fueron alterados por el fabricante Volkswagen para engañar los sistemas de medición de emisiones, pueden estar contaminando en Chile “hasta 40 veces más de lo permitido”, dijo este miércoles la asociación de consumidores Odecu.

El problema afecta a las marcas Volkswagen, Audi, Porsche y Skoda, fabricados entre 2009 y 2015, según un comunicado de la Organización de Consumidores y Usuarios de Chile (Odecu).

Odecu, la misma organización que participó en la denuncia del caso papel Tissue (empresas que se coludieron en los precios) y enfrentó con Apple por la llamada obsolescencia programada, lidera ahora una demanda colectiva en contra de las marcas del Grupo Volkswagen por el escándalo de la alteración fraudulenta de las emisiones de contaminantes, conocido mundialmente como “Dieselgate”.

De acuerdo con el comunicado, el fraude fue revelado en septiembre de 2015 y sus máximos ejecutivos se vieron incluso obligados a reconocer que se instaló ilegalmente un dispositivo para cambiar los resultados de los controles de emisiones contaminantes.

El presidente de la Odecu, Stefan Larenas, informó que ya se han reunido con el subsecretario de Transportes, José Luis Domínguez, para ponerlo al tanto de la situación.

A la autoridad se le explicó que el software engaña a las mediciones estáticas con rodillos que se utilizan en las actuales plantas de revisión técnica, “cuyos efectos medioambientales reales, de los 5.000 vehículos del “Dieselgate”, se multiplican y equivaldrían a 500.000 autos contaminando en Chile”.

“Es una situación preocupante y hoy ya existe precedente jurídico en Europa y Estados Unidos, incluso Brasil”, precisó el abogado Sebastián Reyes, del Estudio Jurídico Pérez Donoso que asesora a Odecu.

Recordó que el propio grupo Volkswagen informó que los afectados en el mundo son alrededor de 11 millones de consumidores que optaron por estos autos con motor diesel.

El Grupo Volkswagen ya ha pagado más de 30.700 millones de dólares en multas, daños, compensación a inversionistas y actualizaciones técnicas.

Una de las mayores acciones legales tuvo su resolución en EE.UU., donde en 2016 VW accedió a pagar 10.000 millones de dólares en recompra y compensación a 475.000 afectados.

En Chile la demanda considera la reparación de los vehículos que se puedan arreglar, un programa de recompra de los autos para quienes quieran cambiarse a tecnologías más limpias “y una compensación para los que deseen mantener sus vehículos y repararlos, bajo riesgo de que sean retirados si no lo hacen, o los valores de daños que el tribunal determine conforme al mérito del proceso”, según Odecu. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.