Dirigentes del partido Unidad Política Popular 89 sostienen que ante la aprobación parcial del TIAR y  profundización de la crisis política económica en la subregión ,cualquier error políico puede ocasionar un conflicto bélico subregional de grandes proporciones.

Miguel Pineda y Yerarberh Jiménez, secretario Regional y de Organización respectivamente, visitaron El Carabobeño donde sostuvieron que ante una subregión violentada por sus gobernantes al aplicar medidas  restrictivas del bienestar  social producto de las exigencia del Fondo Monetario Internacional (FMI) en los países vecinos, aun cuando en Venezuela no se ha atado ese organismo multilateral, la crisis económica y política revela también el agotamiento del modelo rentista populista que se ha traducido en pobreza  de las grandes mayorías.

Aseguran que ante un colapso mayor y dado el agotamiento del dialogo y negociación del gobierno y la oposición, que a su entender responden más a la agenda de los centros de poder, se  hace necesario detener cualquier agenda violenta en el país.

Los dirigente demandan del Presidente Nicolás Maduro y al Presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó,  que con carácter  de urgencia soliciten la intermediación  del Papa Francisco para que se establezca  una Mesa de Diálogo que conduzca al restablecer las condiciones mínimas que  garantice que el gobierno y la oposición se comprometen a respetar el acuerdo que surja de  ese encuentro.

Observan que el TIAR aparece en esta primera fase como una camisa de fuerza no deseada para resolver el conflicto por la vía pacífica.

“Es importante señalar que el gobierno no está solo y que cuenta con aliados como China,   Rusia, Cuba, Nicaragua y Bolivia, lo que  globaliza el problema dándole una dimensión de conflicto bélico mundial”.

En su opinión, ambos sectores, dada la dimensión de la crisis política y económica, dejarían al pueblo en orfandad, de no llegar a un acuerdo con la mediación Papal por  los recursos geoeconómicos de Venezuela apetecibles por las grandes  potencias.

“Es vital llegar a consensual un acuerdo producto del dialogo y negociación, no hacerlo es la peor irresponsabilidad histórica de los sectores en pugna por el poder”.

Consideran además que dado que los dos informes de la alta comisionada, Michell Bachelet, aun cuando no surgió efecto en una de las partes,  dejo claro lo que viene sucediendo en el país en materia de derechos humanos , de los que no escapa el derecho a la salud y la educación, y la emigración masiva hacia otras latitudes.

“Lo más significativo del conflicto es encontrarnos producto de la irracionalidad de los sectores en pugna, a una población hambrienta, arrodillada, sin capacidad de respuesta a la espera que la diáspora de venezolanos envié recursos para seguir arrodillados”.

En tal sentido considera que urge una mediación creíble y confiable de cara al mundo, que indudablemente debe estar representada en el papa.

“Desde el UPP89  hacemos un llamado al Episcopado Venezolano para que de producirse la mediación del Papa Francisco procedan a invitarlo para que aparte un tiempo  para que nos visite  y sea testigo fiel de la paz de Venezuela producto del Dialogo”.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.