Foto Andrés Galindo / Foto referencial

La situación del transporte público se agrava con el pasar de los días. La escasez de repuestos y los altos costos de los que aún se consiguen se refleja en las pocas unidades que prestan servicio. El panorama no es sólo de la entidad carabobeña, es una realidad que afecta a las principales ciudades del país.

A este problema, se suma el costo del pasaje. Usuarios tienen que discutir con los transportistas quienes tienen tarifas que no están apegadas a la ley. En la ciudad de Valencia, el pasaje cuesta Bs. 500 informó recientemente el presidente del Instituto Autónomo Municipal de Tránsito y Transporte de la alcaldía, Gilberto Ceballos, a pesar de que algunos choferes cobran hasta mil bolívares.

El escenario en Caracas es muy similar. De acuerdo a Efecto Cocuyo, en Gaceta Oficial N° 6.329, con fecha de 25 de agosto, los transportistas deben cobrar 280 bolívares. En noviembre de 2017 los trabajadores del sector en el municipio Libertador comenzaron a cobrar 700 bolívares, a pesar no estar reflejado en la ley, situación que se repitió en Baruta y El Hatillo.

Por la falta de seriedad sobre el asunto, representantes del Comité de Usuarios del Transporte Público sostuvieron una reunión el pasado lunes con autoridades del Instituto Nacional de Transporte Terrestre (INTT), y su presidente, general Carlos Rodríguez, con la finalidad de exigir respuesta ante la problemática.

El ingeniero Luis Alberto Salazar, presidente del Comité expresó que “no es posible que nosotros tengamos que pelear con los transportistas por pagar una tarifa que no está reflejada en ningún lado y que ellos impusieron”, señala el portal web.

Para trasladarse a destinos en los alrededores de la capital, como el caso de El Junquito, los usuarios deben usar camiones, que son conocidos como “perreras”, que no cuentan con las condiciones para el transporte de personas y que cobran entre tres y cuatro mil bolívares.

Por su parte, transportistas afiliados al Sindicato Automotor de Lara se reunieron este martes en asamblea extraordinaria para analizar la situación que están confrontando por la falta de repuestos, cauchos y aceite para sus unidades y decidieron dar un plazo a las autoridades para que les solucionen el problema antes de que concluya la semana o hay paro el lunes, publicó El Impulso.

CHOFERES EXIGEN AUMENTO DEL PASAJE

Por su parte, dirigentes de los cinco bloques de transporte de la Gran Caracas, solicitan que se reinicien las mesas de trabajo con el fin de discutir el ajuste de sus tarifas. José Luis Montoya, presidente de la Central Única de Autos Libres y Por Puestos, expresó que según el estudio de costos operativos, los usuarios deberían pagar cuatro mil 500 bolívares, pero “sabemos que sería un golpe para el bolsillo de los usuarios y por eso estamos solicitando ese ajuste”, reseña El Universal.

CRISIS DE UNIDADES

La crisis en el sector transporte en la Gran Caracas se ha venido agudizando debido a las 25 mil unidades que estaban operando y de las cuales sólo tres mil 500 están operativas hoy en día.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.