COMPARTE

Posterior a los resultados de las elecciones regionales del 15 de octubre, muchos analistas se han dedicado a decir (entre otras cosas), que el problema básico de la derrota del candidato de la oposición en Carabobo se debe al alto nivel de abstención ocurrido en el llamado Circuito 3 de Valencia donde la parroquia San José carga más de 100.000 electores; y resulta que la pérdida mayor de la oposición ocurrió en los sectores más populares de la ciudad ya que en el llamado Circuito 5 entre el 2015 y el 2017 se perdieron aproximadamente 78.000 votos y el oficialismo recuperó unos 16.000 votos.

Entonces, lo que se observar es que ésta merma electoral indica que en estos dos años se perdió la conexión con la sociedad pues no existió un discurso que le hablara a la gente de manera directa, con planteamientos sobres sus problemas y sobre todo con propuestas de soluciones a los graves problemas que se viven día a día.

Lo del 15 de octubre fue una campanada para que los que dicen ser dirigentes políticos se den cuenta de la situación que se está viviendo, y que muchos de ellos deben y tienen que cambiar de actitud. Eso de la selfie manía y el turismo político no nos lleva a ningún lado y es hora de ponerse serios para lograr recuperar la credibilidad y la confianza.

Y en el caso del Circuito 3 pues también se tendrá que hacer un esfuerzo muy grande para que la población se pueda animar de nuevo a votar, y para ello se necesita un motivo y el peor error que hay es pretender seguir cargándole la culpa a quien en definitiva siempre termina pagando los errores de los políticos que es el pueblo.

En conclusión lo que necesitamos es a una dirigencia conectada con el ciudadano, con un discurso serio y convincente que hable de los problemas y que tenga propuestas de soluciones. No queremos más candidatos salidos de una Caja de Ace!!!




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.