Los laboratorios venezolanos han tenido que luchar contra la falta de recursos y material

Expertos venezolanos afirman que de cada 30 casos de COVID-19 en el país, al menos 27 corresponden a la cepa de Manaos. Esto genera gran preocupación en el personal sanitario porque se presume que esta variante de la enfermedad es más peligrosa y aumenta el riesgo de mortalidad. A esto se le suma la problemática del Estado, que actualmente no puede garantizar equipos médicos para tratar y estudiar el seguimiento del virus.

Flor Pujol, directora del Laboratorio de Virología Molecular del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), subrayó que desde abril del 2021 prácticamente todos los estados presentan la variante brasileña. Al respecto todavía se llevan a cabo estudios en Táchira y Zulia y se prevé que los resultados finales sean publicados a finales de mayo.

Pujol destacó que las investigaciones se están realizando con una muestra significativa del 1% del total de los 80.000 casos reportados a escala nacional, y a partir de enero se han acentuado los esfuerzos. Mencionó que dentro del territorio no hay manera de determinar la variabilidad y secuenciar el genoma del virus de manera inmediata, lo que los ha obligado a apoyarse en el laboratorio coreano Macrogen. Es un servicio de calidad, rápido y a buen precio. Mencionó que algunos plazos de envíos pueden extenderse hasta seis días, pero los resultados están listos en 24 horas.

Los países no tienen capacidad, solo Reino Unido y hasta supera a Estados Unidos y Alemania. Venezuela tiene varios secuenciadores y no están operativos”, manifestó, además de mencionar que el Ministerio de Ciencias y Tecnología habría financiado un equipo Illumina de última generación para secuenciar el virús. Ya está en proceso, estandarizar el método, agregó la profesional.

Pujol también expresó durante la rigurosa explicación, que al hacer los trabajos pertinentes pudieron determinar que se trataba de la variante brasileña P1, con un comportamiento similar pero no igual a la P2. Intentaron rastrear su origen y confirmaron que se diseminó a través del estado Bolívar y el aeropuerto de Maiquetía, en La Guaira. Posteriormente llegó a otros estados del país y eventualmente se acentuó en las ciudades más grandes.

Puede leer la nota completa en La Prensa de Lara

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.