Foto Andrés Galindo

Diversos sectores de La Gran Valencia están sin agua desde el pasado domingo, por lo que sus habitantes exigen a Hidrocentro que explique lo que está pasando, o restituya el servicio cuanto antes, porque la situación cada día se torna más insoportable.

La falta de agua es denunciada por los afectados a través de las redes sociales, quienes utilizan este mecanismo para intentar que representantes de la empresa hidrológica solucionen el problema en el menor tiempo posible.

La ausencia del líquido se reporta desde las urbanizaciones Prebo, El Trigal, La Trigaleña, Mañongo y El Parral entre otras de Valencia. Igualmente desde varios sectores de los municipios San Diego y Naguanagua.

Hay que hacer varios viajes para abastecerse de agua. (Foto Andrés Galindo).

Los vecinos se quejan porque en dos días ni Hidrocentro ni  el gobernador Rafael Lacava han hecho algo para solucionar el problema. Cuestionan que la empresa hidrológica no haya informado nada a través de su cuenta de Twitter.

El malestar se generaliza porque contratar los servicios de camiones cisternas representa una gran erogación, pues los conductores cobran entre uno y dos millones de bolívares para llevar el agua.

Y si de botellones de agua potable se trata, los precios son diversos, dependiendo del sitio donde se compre. Estos oscilan entre cuatro mil 500 y diez mil bolívares.

OTRAS ZONAS

En el barrio 19 de abril de la parroquia La Candelaria, los vecinos prácticamente se acostumbraron a no recibir agua por las tuberías desde hace seis meses por lo menos.

El pozo profundo que se construyó en el patio de una casa se ha convertido en la salida para esta crisis que pareciera no tener final. Hasta allí acuden diariamente para abastecerse del agua, que afortunadamente llega limpia.

En el barrio Francisco de Miranda de la parroquia Miguel Peña los habitantes reciben el agua solo los días lunes y jueves. Esta situación ha obligado a muchos vecinos a tener que comprar tanques para almacenarla.

Vecinos de La Candelaria sostienen que la escasez de agua es también evidente en los barrios Los Caimitos, Central, El Calvario y El Candelero, donde el alcalde Marvez y el gobernador Rafael Lacava se comprometieron a mandar unos camiones cisterna que nunca llegaron.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.