Foto: Archivo
COMPARTE

La noche caía en Guayabal, comunidad en la que residía Leonardo González, un hombre de 48 años que se dedicaba ayudar a los demás, según el testimonio de sus allegados y vecinos. De manera espontanea, los habitantes de esta zona hicieron un cacelorazo en conjunto con una marcha nocturna que recorrió la urbanización.

Miembros de la resistencia, cerraron la avenida principal de los Guayabitos con cauchos que fueron incinerados, mientras el sonido de las ollas transcurrían en señal de protesta.

La situación se normalizó. El acceso a las vías se abrió, mientras los residentes de la localidad realizaron rezos al sitio en donde fue abatido González en manos de funcionarios de la Policía de Naguanagua.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.