Foto Referencial
COMPARTE

Los vecinos del sector El Mamey, en el municipio Arismendi, decidieron trancar las calles Figueroa y Margarita como forma de protesta por la sequía que viven desde hace 25 días en la comunidad que los obliga a hacer todo tipo de maromas para abastecerse del vital líquido.

Nereida Marcano, residente de la calle Figueroa, comentó que ya las reservas de agua que tenía se acabaron y no tiene cómo resolver para preparar la comida o lavar algo de ropa.

Comentó que la insalubridad en las viviendas es fuerte, pues los baños están asquerosos y utilizan cloro para evitar la putrefacción, reseñó el Sol de Margarita.

Adolfo Obando, habitante de El Mamey, dijo que no tienen dinero para comprar camiones de agua y se ayudan con garrafas de agua filtrada que cuestan entre 6.000 y 13.000 bolívares, pero esto es un duro golpe a sus bolsillos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.