COMPARTE

 

Dayrí Blanco | @DayriBlanco07

Las máquinas se encendieron. La producción en FCA-Chrysler de Venezuela se reanudó el lunes 5 de junio tras dos meses de paralización. Pero el ritmo de manufactura decepciona. En inventario solo hay materia prima para 60 unidades que ensamblarán en un mes, cantidad que hasta hace cinco años hacían en dos días.

El 15 de abril las líneas se detuvieron en la planta ubicada en Valencia, luego de la producción de 115 Grand Cherokee que correspondían al cronograma de 2016 y que por déficit de varios insumos no se habían culminado, según informó, Henry Ospina, secretario de reclamos del sindicato de la empresa.

La capacidad de la firma en Venezuela es de 900 unidades al mes. “Por eso este arranque representa números insignificantes para su sostenimiento económico”. El reinicio se dio por la inversión de recursos propios de la red de concesionarios, a través del sistema dual que permite la comercialización de las unidades en el mercado nacional en moneda local y extranjera.

La gerencia no cuenta con plan de producción para los próximos meses. “Eso es algo muy complicado porque las circunstancias de las ventas afectan el proceso de producción. Dependemos de la salida que tenga ese lote en los concesionarios,  si estos venden obviamente se volverá a reactivar la producción con su compra directa a las ensambladoras, pero la información que hay es que las ventas no están siendo tan exitosas como se esperaba por los altos precios y el deprimido poder adquisitivo de la población”.

EMPLEADOS PREOCUPADOS

Los trabajadores de FCA-Chrysler están preocupados. Temen que suceda con esa firma lo mismo que pasó con General Motors Venezolana (GMV) que retiró sus operaciones del país. “A dos meses de lo ocurrido con estos compañeros, no hay respuesta de las instituciones del Estado en materia laboral y mucho menos de los directores de esta transnacional. Es lamentable que a esta fecha los políticos y funcionarios que estuvieron en los primeros actos hoy se hagan oídos sordos. Nuestra preocupación radica en que la desgracia de GMV se convierta en un efecto dominó”.

 

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.