(Foto Diario 2001)

La severa escasez de medicamentos en Venezuela ha llevado a que muchos se las ingenien para adquirir fármacos en divisas, a altísimos costos. Es el caso de un venezolano que se hizo profesor de baile por su enfermedad y ahora recurre a su habilidad rítmica para recabar fondos y comprar así el impagable tratamiento.

El instructor de baile latino Efre Freay, de 38 años, sufre desde hace 14 años de aplasia medular, una enfermedad que afecta a la médula ósea y puede degenerar en leucemia.

Freay hoy dictó una clase de baile en la que los asistentes pagaban una entrada sin costo definido para colaborar con lo que pudiera siempre que fuera en divisas.

Al referirse a la situación de acceso a sus medicamentos, Freay comenta: “Con los años ha ido desmejorando, a medida que pasan los años. Antes contaba con el cupo Cadivi (dólar preferencial) y con eso lo podía comprar, después eliminaron los cupos, me cerraron las puertas por ese lado”.

De ahí que decidiera intentar recolectar los dólares bailando.

“Cada vez se me hace más difícil porque a medida que va subiendo el dólar en el mercado negro se dificulta, la gente no quiere vender y, segundo, mucho menos regalar”, dice.

La terapia de Freay cuesta 16.750 dólares, pero por pertenecer a una organización no gubernamental de personas con afecciones de médula paga el 10 % de este costo que, aun así, se le hace imposible de abonar con sus ingresos mensuales.

Cuando el instructor deja de tomarse el tratamiento empieza a descompensarse, sufre de dolores, se le inflama el riñón, se le presentan movimientos involuntarios, sangramientos y desmayos.

De acuerdo con el presidente de la Federación Farmacéutica de Venezuela, Freddy Ceballos, la escasez de medicamentos en el país ya ha llegado al 90 %.

En el país caribeño no hay antibióticos, fármacos para tratar la hipertensión, insulina, antimicóticos, anticonvulsivos, terapias contra el cáncer y antihistamínicos, entre otros medicamentos.

A esta situación se suma la escasez de unos alimentos que han empezado a aparecer en los anaqueles pero a precios exorbitantes e inalcanzables para la mayoría de los bolsillos de los habitantes del país petrolero.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.