Organizaciones del exilio venezolano en Miami agradecieron este viernes la aprobación en la Cámara Baja del Congreso de EEUU de un proyecto de ley que, si recibe luz verde del Senado, permitirá “salir de las sombras y vivir sin angustias en un país de libertades” a cientos de miles de venezolanos.

Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex) y la Venezuela Awarennes Foundation (VAF) reaccionaron con “satisfacción y agradecimiento” a la aprobación de un proyecto para conceder un Estatuto de Protección Temporal (TPS) que libraría de la deportación y permitiría trabajar legalmente a los venezolanos en EE.UU.

El TPS es un programa migratorio creado en 1990 a través del cual Estados Unidos concede permisos de forma extraordinaria a los ciudadanos de países afectados por conflictos bélicos o desastres naturales.

En un comunicado conjunto, los responsables de ambas organizaciones basadas en Miami hacen votos para que el Senado responda de la misma manera al proyecto presentado por los congresistas Darren Soto, demócrata, y Mario Díaz Balart, republicano, ambos floridanos.

“Con este primer paso, comienza un camino importante y significativo para aprobar una ley que proteja a los venezolanos que viven en los Estados Unidos, de forma que no puedan ser regresados a Venezuela mientras permanezca en el poder la tiranía de Nicolás Maduro”, dijeron José Colina, presidente de Veppex, y Patricia Andrade, directora de VAF.

La propuesta de Soto, de origen puertorriqueño, y Díaz-Balart, de origen cubano, recibió el aval de la Cámara Baja con 272 votos a favor frente a 158 en contra, y ahora deberá pasar al Senado, de mayoría republicana, el partido del presidente estadounidense, Donald Trump, donde no está claro que sea aprobado.

Votaron a favor este jueves todos los representantes demócratas (232 votos), 39 republicanos y un independiente, mientras que 158 republicanos se opusieron.

El pasado martes un intento de aprobar el proyecto por la vía de urgencia, que requiere dos tercios de los votos a favor, fracasó por la oposición republicana. Por el procedimiento normal, que solo exige mayoría simple, recibió luz verde.

Colina y Andrade se declararon en “acción continua para lograr que el proyecto de ley sea discutido y aprobado en el Senado de los Estados Unidos, que es el próximo paso y la batalla que debemos de librar ahora”.

Según dijeron, la Cámara de Representantes, con la aprobación del proyecto de TPS para los venezolanos, “ha reconocido la catástrofe masiva que se está viviendo en Venezuela”.

“Esperamos que el Senado y el presidente Donald Trump hagan lo propio para proteger a quienes han huido de la hecatombe hacia tierra de libertades”, subrayaron.

Hace solo unos días, Colina había tachado de “incongruente” que el Gobierno de Donald Trump, por un lado, rechace la “dictadura” de Nicolás Maduro y, por el otro, someta a miles de ciudadanos de Venezuela a la deportación al no concederles un TPS.

El exmilitar exiliado habló así en relación a la respuesta que recibió el senador demócrata Richard J. Durbin cuando junto a otros legisladores urgió al Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) a que otorgue un TPS a los venezolanos.

En una carta conocida el 16 de julio, Ken Cucinelli, director en funciones de USCIS, sin decirle que no, expuso a Durbin las razones de que otorgar un TPS sea tan complejo y terminó señalando que “puede haber” otras opciones de alivio migratorio para los venezolanos, lo que se interpreta como una negativa.

Carmen Giménez, presidenta de USA Refugees & Immigrants, dijo entonces a Efe que “sería muy mala política” no aprobar un TPS, porque “los venezolanos, los que tenemos la doble nacionalidad, no nos vamos a rendir y no vamos a votar por él, y va a perder el estado de Florida” en las elecciones presidenciales de 2020.

Giménez señaló que por lo menos medio millón de venezolanos podría beneficiarse de la protección migratoria temporal. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.