Los hermanos venezolanos Felipe Javier y Víctor Eduardo Puleo Artigas, de 23 y 31 años de edad, respectivamente, a quienes el Gobierno argentino pidió llevarlos a un juicio abreviado por presuntamente participar en los disturbios de este miércoles en las inmediaciones del Congreso, con el fin de “deportarlos lo antes posible”, enviaron una carta explicando la realidad de los hechos, a fin de evitar ser devueltos a su país de origen.

A continuación, la carta textual:

Gobierno y pueblo de Argentina
Hermanos venezolanos

Ante todo buenas noches, soy Felipe Javier Puleo Artigas, de 31 años de edad, nacionalidad venezolana, respetuosa y humildemente deseo expresarme por este medio, y aclarar lo sucedido el día 24 de Octubre de 2018 entre las 15:30 y 16:00Hrs en la Av. 9 de Julio, a la cual me dirigí para observar los acontecimientos de protesta.

Reconozco que por mi curiosidad me acerqué más de lo debido. Soy un ciudadano que pide disculpa públicamente ante el gobierno de Argentina, la nación y mis hermanos venezolanos, por haber estado en el sitio y momento equivocado, e involucrarme junto a mi hermano, Víctor Eduardo Puleo Artigas, de 23 años de edad, sin causar ningún tipo de daño.

Somos personas de valores y principios, emprendedores y trabajadores que al igual que
muchos venezolanos, hemos venido a este país a construir un mejor futuro personal y
profesional; en mí caso, junto a mi señora y futura madre de mi hija a solo un mes de su
nacimiento, y con mi hermano Víctor Eduardo Puleo Artigas, padre de un niño de 11 meses.

Nos ponemos a la orden de las instituciones argentinas y sus leyes, a quienes pedimos la
oportunidad de demostrar con pruebas fehacientes nuestra integridad como ciudadanos y
desmentir las difamaciones e injurias que atentan contra nosotros.

Además, queremos esclarecer algunos puntos que consideramos importantes en nuestra
defensa:

1. Somos inocentes de los cargos que se nos acusa.
2. Nunca hemos sido funcionarios públicos en Venezuela, ni hemos tenido relación
alguna con el gobierno de Chávez y/o Maduro.
3. En virtud de nuestra condición económica, hemos decido recibir el apoyo de la
Defensoría pública y avanzar en el proceso judicial correspondiente bajo la defensa de
la misma.
4. Respetamos profundamente las instituciones públicas argentinas, y creemos en las
leyes y la justicia de la misma y por ello nos sometemos a las investigaciones y
procedimientos pertinentes que comprueben nuestra inocencia.
5. Nuevamente pedimos disculpas a la sociedad argentina y a la comunidad venezolana
por las incomodidades causadas.

Agradecemos su atención y esperamos que la situación sea resuelta y aclarada lo antes
posibles para poder continuar con nuestras vidas.

Atentamente

Felipe Javier Puleo Artigas
Victor Eduardo Puleo Artigas




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.