COMPARTE

La crisis humanitaria vivida en Venezuela coloca a este país en el ojo del huracán en el ámbito internacional. Aunque los representantes del gobierno nacional han querido tapar la grave situación económica, social y política de esta nación, provocada por sus nefastas y trasnochadas políticas castrochavistas a través del lobby diplomático infructuoso hecho por la canciller Delcy Rodríguez no han podido, porque los hechos demostrables de la decadencia del venezolano son más vistosos y reales que todos los show y quiones montados por la diplomacia oficialista para camufagearlos. La migración de venezolanos a otros países de la región como mecanismo de supervivencia frente a la escasez de alimentos, medicinas y tratamientos médicos es una realidad que Nicolás Maduro ni los miembros de su gabinete pueden esconder con un dedo.

funcionarios de Acnur alarmados frente al incremento de inmigrantes venezolanos que huyen de este país

Funcionarios de la Agencia para las Naciones Unidas para los Refugiados, Acnur, se encuentran alarmados frente al incremento de inmigrantes venezolanos que huyen de este país por la escasez de comida, remedios, hiperinflación incontrolable, devaluación constante del bolívar, el auge de la delincuencia y bandas criminales organizadas amparadas por el gobierno de Nicolás Maduro, quien le ha dado potestad a los llamados grupos colectivos y a la milicia para actuar en contra de la sociedad civil disidente.

La presencia de venezolanos en las sedes de Acnur de Europa, Sudamérica y Centroamérica es cada vez mayor y más visible, hasta el punto de que puede compararse con las cifras de los habitantes de Siria y Somalia que huyen desesperadamente de sus tierras, por causa de la guerra y el hambre. Primeramente se fueron los venezolanos provenientes de los estratos más altos de la sociedad y de las capas medias de profesionales, en busca de unas mejores oportunidades y calidad de vida. Hoy, huyen quienes forman los estratos más débiles de la población, porque el hambre y la miseria los empuja a buscar nuevos destinos u horizontes, aunque sea por la vía ilegal Realidad que preocupa a los integrantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, porque saben que muchos de quienes se ven obligados a abandonar el país lo hacen por medio de los canales clandestinos que provee la migración irregular, ante la carencia de canales legales, regulares y seguros para migrar.

Frente a ese riesgoso panorama, la CIDH exhorta a los estados miembros de la OEA a adoptar medidas para reforzar los mecanismos de responsabilidad compartida en relación con los migrantes venezolanos, al tiempo que les insta a no adoptar mecanismos que limiten o vulneren los derechos humanos de los migrantes y de los refugiados procedentes de Venezuela, nación que en otrora sirvió de cuna a europeos que huían de la segunda guerra mundial y lograron coadyuvar con el desarrollo económico de esta República, hoy devastada por la crisis humanitaria e incompetencia gubernamental para resolver los problemas latentes y garantizar a sus conciudadanos la vida. Situación que aunada a la crisis política de ingobernabilidad y de totalitarismo vivido en el país vulnera la democracia participativa establecida en la Carta Magna y pone en peligro las libertades públicas consagradas constitucionalmente.

La detención del diputado suplente Gilber Caro motiva a la cámara de diputados de Chile a exhortar a la OEA a activar los artículos 20 y 21 de la Carta Democrática Interamericana, lo cual implicaría entre otras cosas la suspensión de Venezuela como miembro de ese organismo, mientras el mismo Luis Almagro pide al parlamento europeo que interceda por la liberación de los presos políticos en Venezuela, especialmente por la libertad de Steyci Escalona, de Voluntad Popular, quien junto con el diputado Gilber Caro fue detenido por la policía política del gobierno, el Sebim, el pasado 11 de enero.

Y pareciendo ajeno a las calamidades vividas por los venezolanos por su desgobierno e incapacidad de manejar el país, el presidente Maduro se viste de mansa paloma en la V Cumbre de Estados Latinoamericanos y del Caribe, Celac, realizado en república Dominicana, Bavara, Punta de Cana, para cifrar en el diálogo con la oposición venezolana como el mecanismo perfecto para fortalecer la democracia, la paz y la estabilidad. Sin embargo, no expresa la doble postura que tienen los oficialistas en ese diálogo tan invocado por ellos mismos para remorar cualquier comicio electoral, porque sabe que él y su gobierno solo cuenta con el 18 por ciento de aceptación y que el 82 por ciento restante aboga por su salida inmediata, de acuerdo con los resultados de la última encuesta realizada por Datanalisis. Cuál paz buscará Maduro con el diálogo? Será la paz de los sepulcros o la que prevalece entre los garrotes de una prisión para evitar que sus detractores sigan difundiendo las desgracias a las cuales tiene sometido a 30 millones de venezolanos por su afán de imponer el socialismo del siglo XXI, sin considerar que esos regímenes no caben en la modernidad, porque restan el progreso y solo suman el atraso social y colectiva. Mientras  Maduro y miembros de su gabinete crean estrategias para quedarse en el poder, los venezolanos siguen yéndose de esta nación que los parió y les prometió al nacer que podrían desarrollarse y participar activamente en el aparato productivo nacional, mediante sus aportes científico tecnológicos aprendidos en sus distintas carreras universitarias, en tanto, otro grupo sale despavorido en busca de un pequeño sustento para poder comer aunque sea una o dos veces, porque en Venezuela ya no lo pueden hacer ni siquiera una vez y si quieren sasear el hambre, tienen que buscar entre los desechos domiciliarios y comerciales o sino morir de inanición y desesperanza.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.