(Foto: EFE)
COMPARTE

El diario brasileño Folha de S.Paulo, realizó un trabajo donde explica como los venezolanos atraviesan ilegalmente la frontera para adquirir al alimentos que escasean en el país y llevar gasolina para revender en municipio Pacaraima del estado Roraima.

Tal es el caso del jubilado João Pereira de Oliveira, de 64 años, compró un terreno hace un año para construir su casa y descansar. Todo iba bien hasta que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, cerró la frontera que separa su país de Brasil, según lo reseñó el diario.

Oliveira realizaba esta travesía para ayudar a sus compatriotas que se han visto afectados por la escasez. “No se puede hacer nada. No lo puedo impedir. Es una cuestión de solidaridad. La gente tiene hambre. No se le puede prohibir a nadie que quiera comer”.

Según la Folha de S.Paulo, hay al menos otros siete puntos en el área urbana de Pacaraima usados como rutas clandestinas, que apenas llevan 15 minutos recorrerlas en moto.

Luego del cierre de la frontera, el comercio de Pacaraima se derrumbó en 90% la semana pasada, de acuerdo con el empresario Julián Torquato (PRB), el nuevo alcalde de la ciudad.

Lea aquí  el artículo en portugués




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.