COMPARTE

La patria no es sólo tierra sembrada y terruño habitado; todo espacio que nutre, acoge y protege es patria, también. Hoy y siempre, con cada año nuevo, amanece la patria hacia los tiempos infinitos, y nos pregunta: ¿Qué hacer? Entonces, respondemos: Venezuela, hoy, clama rescate y necesita la huida de los malos tiempos.

Venezuela no quiere vernos mendingando el futuro, hipotecando las próximas generaciones de ciudadanos. Venezuela no quiere ver manos “hinchadas”, que aplaudan sudorosos la mediocridad, y a los mediocres.

Venezuela necesita transitar el camino de una sociedad de ciudadanos educados en la funcionalidad, formados para generar y multiplicar la excelencia; con gente forjada en valores y prácticas del humanismo real.

Venezuela (a secas), la auténtica, tiene expectativas grandes por cosechar: ¡Quiere una libertad no vigilada ni condicionada, sin servicios sociales u ofertas políticas “vendidas” a plazos perversos! ¡Una Venezuela que permita a sus ciudadanos comer completo, desbordantes en salud física y mental! ¡Una sociedad que active vínculos de emociones sanas! ¡Que arrase con todos los miedos! Una patria que cobije y cubra con equitativas oportunidades a los ciudadanos, que rompa los vicios del ocio contemplativo, presente en la esencia de toda corrupción…¡En fin, una Venezuela vivible! ¡Esa es la patria que deseamos para el próximo año 2018, y para todos los sucesivos, por venir! 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.