Foto: Prensa Femenino FVF

La Copa América femenina de Chile, que se disputará entre el 4 y el 22 de abril próximo, será un torneo para que Venezuela confirme ante la región el crecimiento que experimentó desde las categorías menores en el ultimo lustro, y que le catapultó a dos mundiales juveniles.

La Vinotinto llevará a Chile un equipo muy joven, pero experimentado, cuya primera misión es hacer olvidar las decepciones que acumuló el país en la versión femenina del evento de selecciones sudamericanas, y que se reflejan en una novena posición histórica.

“En primera instancia, aspiramos a mejorar las actuaciones anteriores de nuestra selección adulta”, dijo el jefe técnico de la selecciones femeninas de Venezuela, José Catoya, en un comunicado difundido el lunes.

Para borrar su mala imagen en la Copa América, Venezuela echará mano de su mejor exponente entre las jóvenes que se clasificaron a dos citas mundiales sub’17, la hábil Deyna Castellanos, tercera mejor jugadora del mundo según la pasada votación al premio The Best.

Castellanos, máxima referente de la nueva camada de futbolistas venezolanas, aparece encabezando la convocatoria de la Vinotinto para la cita, en la que 15 de las 22 jugadoras pertenecen a equipos colombianos.

El equipo se nutrirá, además, del bagaje de jugadoras profesionales como la volante Cinthia Zarabia, del colombiano Junior, o la espigada delantera Gabriela García, del Karbo Deportivo La Coruña español.

La segunda tarea de las venezolanas es ganarse un boleto a cualquiera de los torneos internacionales a los que la copa da pases, con el mundial de 2019 como un sueño “difícil” pero no imposible de cumplir, según dijo Zarabia en días pasados.

La principal incógnita de Venezuela estará en el banquillo.

El panameño Kenneth Zseremeta llevó con éxito las riendas del fútbol femenino venezolano hasta que fue despedido a finales de 2017, luego de sus declaraciones sobre la presunta malnutrición de las jugadoras que conformaron la plantilla que ganó el bronce en los Juegos Bolivarianos de Santa Marta 2017.

Desde entonces, Catoya dirigió los compromisos de las venezolanas.

Para Catoya, si es él finalmente el director de Venezuela en la Copa América, el listón estará alto tras los resultados positivos de su antecesor, hoy en el banquillo del local Deportivo Táchira.

Venezuela integra junto a las favoritas Brasil y Argentina, así como Ecuador y Bolivia, el a primera vista complicado grupo B, que abre fuego el 5 de abril en Coquimbo.

Debe al menos terminar en la segunda plaza de su zona para avanzar hasta el cuadrangular final, instancia que le otorgará el derecho de soñar con una histórica presencia en la copa del mundo femenina, y que le garantiza, al menos, el cupo a los panamericanos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.