COMPARTE

El oficialismo venezolano pidió a la máxima corte que designe a dos rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE), una decisión que corresponde al Parlamento de mayoría opositora, añadiendo más tensión al frágil diálogo para resolver la crisis política.

Al presentar la solicitud ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), el diputado chavista Héctor Rodríguez recordó que esa instancia declaró en “desacato” a la Asamblea, por lo que todos sus actos son nulos y está impedida de nombrar a funcionarios.

La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) denunció que la acción del chavismo es un “fraude constitucional” para inhabilitar al Parlamento.

“El segundo punto de la mesa de diálogo establecía el acuerdo político para la designación de los dos rectores del CNE, eso también fue violentado”, dijo a la AFP Jesús Torrealba, secretario ejecutivo de la MUD.

El propósito del recurso es que “la Sala Constitucional corrija la omisión legislativa como ya lo ha hecho en reiteradas ocasiones”, declaró Rodríguez a periodistas.

El diputado recordó que, bajo la figura de la “omisión”, el TSJ emitió dos sentencias en 2003 y 2014 para designar a rectores del CNE y otras autoridades judiciales.

El mandato de dos de los cinco rectores del CNE finaliza el próximo domingo.

La MUD acusa al TSJ y al CNE de ser apéndices del gobierno. El pasado miércoles dejó en suspenso su continuidad en las negociaciones que auspician el Vaticano y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), cuya tercera ronda es el próximo martes.

El TSJ declaró en “desacato” al Parlamento a raíz de la juramentación de tres diputados, cuya elección suspendió por una denuncia de fraude del oficialismo.

Los parlamentarios pidieron su desvinculación el 15 de noviembre, tal y como se acordó en el diálogo iniciado el 30 de octubre, pero el chavismo considera que su salida tenía que ser votada por el pleno de la Asamblea.

Por eso, la “superación del desacato” pactada en la negociación se halla entrampada.

La designación de rectores en el CNE es clave para la oposición, que exige en el diálogo una salida electoral a la crisis.

La MUD plantea reactivar el proceso para un referendo revocatorio contra Maduro -suspendido el 20 de octubre- o un adelanto de las elecciones presidenciales previstas para diciembre de 2018, pero Maduro dice que esos temas no están en la agenda.

Para el abogado constitucionalista Tulio Álvarez, la omisión legislativa ha sido propiciada por el oficialismo, que ahora utiliza el recurso ante el TSJ como “mecanismo de presión” para que la MUD ceda en las negociaciones.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.