La Vinotinto del baloncesto debutó con derrota ante Polonia 80 por 62. / Foto: @FIBA_media

La selección de baloncesto de Venezuela se medirá este lunes a Costa de Marfil, en el duelo entre los dos combinados derrotados en la primera jornada del Grupo A del Mundial de China, lo que convierte al partido en un enfrentamiento por la supervivencia en el torneo para ambos equipos.

El enfrentamiento medirá el poderío físico de los marfileños con el arrojo de los venezolanos, quienes es probable que lamenten bajo el aro -en este partido quizá más que en ninguno de la fase de grupos- la ausencia por lesión del pívot Gregory Echenique.

La buena noticia para los venezolanos es que, según fuentes del equipo, el alero Dwight Lewis estará a disposición del seleccionador, el argentino Fernando Duró, para el partido.

Dwight se tuvo que retirar con molestias en su pie izquierdo tras un lance en el partido con Polonia, pero los médicos diagnosticaron solo una contusión.

Para el encuentro del lunes, los venezolanos necesitarán mayor concentración defensiva y afinar la puntería (lograron porcentaje del 38,6 % en tiros de campo), mientras que los marfileños, además de centrar la mirilla (28,6 % de acierto en la misma estadística), requerirán de más puntos del banquillo, que aportó solo 10 contra China.

Duró aseguró este sábado que todavía pueden encauzar una clasificación a la segunda ronda -uno de los objetivos de la ‘Vinotinto’ en este campeonato- y que el partido de debut era el que preveía más complicado, dada la inexperiencia mundialista del conjunto que dirige.

El encuentro entre Venezuela y Costa de Marfil será a las 16.00 hora local de este lunes (08.00 hora GMT) en el pabellón Wukesong de Pekín.

En la tesitura contraria, y con la relativa tranquilidad de una victoria en el primer encuentro del grupo, se enfrentan la anfitriona, China, y una Polonia que participa en un mundial por primera vez desde hace 52 años (20.00 hora local, 12.00 hora GMT, en el mismo estadio pekinés).

Los chinos cuentan, además de con Yi Jianlian y Ailun Guo (19 y 17 puntos, respectivamente, frente a Costa de Marfil en la primera jornada), con un decimotercer jugador que el pasado sábado, como era de esperar, abarrotó el pabellón Wukesong de Pekín: su público.

El estruendo de los aficionados chinos retumbaba en el campo y al tradicional grito de “¡jia you!” (literalmente: “¡añade gasolina!”, pero que se suele traducir como “¡ánimo!”) auparon a su selección a un 70-55 frente a unos combativos marfileños que se desinflaron al final del partido.

Polonia, por su parte, tendrá que demostrar que las buenas actuaciones de Sokolowski (16 puntos y 5 rebotes) y Hrycaniuk (doble-doble) ante Venezuela no fueron destellos aislados y que no depende solo de Slaughter, Ponitka y Waczynski para tirar del carro.

El ganador de este encuentro tendría prácticamente ‘atada’ una plaza en la segunda fase del campeonato en la que, salvo sorpresa y a tenor de lo acontecido ayer en el grupo B, habrán de medirse a Rusia y a Argentina.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.