Feriado bancario
(Foto Leonardo Ortega)

Venezuela registra una de las puntuaciones más bajas en inclusión financiera gracias a una combinación de leyes inadecuadas y la grave crisis económica, según el estudio Global Microscope 2018, elaborado por la Unidad de Inteligencia de The Economist.

El informe señala que el país se ubica en el puesto 48 de 55 naciones evaluadas y solo supera a Líbano, Myanmar, Haití, Chad, República Democrática del Congo y Sierra Leona.

En 2016, edición previa del estudio, Venezuela se ubicaba en la posición 50, pero a pesar de su mejora de dos posiciones, el documento señala que “el entorno para la inclusión financiera se ha deteriorado significativamente debido a la combinación de una legislación inadecuada y una severa crisis económica”.

Agregan que “el sector privado ha lanzado iniciativas para aprovechar la tecnología para ampliar el acceso a los servicios financieros. Sin embargo, se necesitan más esfuerzos para crear regulaciones adecuadas y permitir el acceso a la infraestructura que fomente la innovación para la inclusión financiera”.

El ránking Global Microscope evalúa cinco variables: políticas gubernamentales, estabilidad e integridad, productos y puntos de venta, protección al consumidor e infraestructura. La escala de puntuación va del 0 a 100. Venezuela obtuvo 34 puntos, a penas dos más que en 2016.

“Entendemos que la inclusión financiera significa el acceso a un conjunto completo de servicios financieros de calidad, lo que garantiza que los clientes posean capacidad financiera y que los servicios se brinden a través de un mercado competitivo y diverso. Para lograr la inclusión financiera, las nuevas herramientas y tecnologías deben ser accesibles y útiles para los clientes y deben conectarlas con un conjunto más amplio de servicios”, señala el documento.

Una de las conclusiones sobre Venezuela es que “la inclusión financiera no ha sido una prioridad en la agenda de
desarrollo del gobierno. La escasez de efectivo ha afectado profundamente a todos los sectores económicos.” Y resaltan que “aunque el sector privado ha emprendido iniciativas para ampliar el acceso financiero, como la implementación de un sistema P2P y P2B, el entorno general en Venezuela obstaculiza cualquier esfuerzo para fomentar la inclusión financiera”.

“Los topes de tasas de interés y tarifas existentes (que actualmente se ubican en 24% y 7%, respectivamente) no son coherentes con la hiperinflación que enfrenta la economía (más del 46.000% en junio de 2018). El acceso a programas sociales con sesgo político limita el potencial de las iniciativas de pago digital del gobierno, a través de billeteras electrónicas, para fomentar la inclusión financiera. Este contexto ofrece pocos incentivos para la oferta de productos y servicios financieros adecuados para llegar a todos los segmentos de la población”, apunta el documento.

El ranking general está liderado por Colombia con 81 puntos que repite en esta posición con respecto a 2016, seguida de Perú (78) y Uruguay (75). Este último país escaló ocho puestos en la clasificación.

Banca y Negocios @bancaynegocios




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.