(Foto Cortesía)
COMPARTE

El Gobierno de Nicolás Maduro se ocupó esta jornada de preparar los ejercicios cívicos militares con los que quiere demostrar que puede responder a las amenazas de Estados Unidos (EE.UU.), una jornada en la que también respondió a las nuevas sanciones que desde Washington se han anunciado para Venezuela.

Las nuevas sanciones anunciadas por la Casa Blanca, prohíben negociaciones en deuda nueva y capital emitidas por el Gobierno de Venezuela y su compañía petrolera estatal (PDVSA), unas medidas que dan fuerza al discurso belicista de la llamada revolución bolivariana y sus ejercicios militares pautados para este fin de semana.

“Estamos en condiciones de enfrentar, superar esta circunstancia y salir más fortalecidos, más libres, más independientes, de esta agresión de Donald Trump contra el noble pueblo de Venezuela“, dijo Maduro.

Más temprano, el ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino, difundió un vídeo en el que aseguró que los ejercicios militares en el país tendrán continuidad y llamó a toda la nación a ir preparándose para la defensa integral de la nación.

El ministro, indicó que este ejercicio llamado Soberanía Bolivariana 2017 llegó para instalarse y quedarse, lo que implica continuidad aunque tendrán mayor fuerza durante este sábado y domingo.

“La declaración de Trump, es una ofensa contra el pueblo de Venezuela, es una ofensa contra la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y por ello se ha tomado la decisión de prepararse en un ejercicio que a su juicio cohesiona más la unión cívico militar” añadió.

De acuerdo con el jefe del Comando Estratégico Operacional de las Fuerzas Armadas, Remigio Ceballos, más de 900 mil combatientes de la milicia y el pueblo, de los cuales 200 mil son militares, participarán en el ejercicio cívico militar de este fin de semana con la idea de exhibir este escenario ante Trump.

Maduro, concentró esta jornada en condenar las medidas ilegales financieras de EE.UU. que, aseguró, violan la legalidad internacional, la carta de Naciones Unidas y sencillamente ratifican un camino imperial de agresión contra Venezuela.

El Jefe de Estado, señaló además que con la firma de este decreto la elite que gobierna EE.UU supuestamente pretende imponer a Venezuela un bloqueo en mecanismos de persecución económica y financiera para ahogar económica y financieramente al país que está siendo objeto del odio, desprecio y racismo.

Maduro indicó que pidió al presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Maikel Moreno, señalado de servir al Gobierno y a la presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Delcy Rodríguez, que se inicie un juicio histórico por traición a la patria a todos los que han pedido estas sanciones económicas.

Reiteró que es el presidente del Parlamento venezolano, el opositor Julio Borges, el responsable del supuesto cabildeo para que al país se le impongan sanciones que le causan un gran daño financiero, económico y energético.

“La plenipotenciaria ANC ya abrió una investigación contra Borges por las cartas enviadas por este a bancos de inversión y otros actores económicos internacionales pidiéndoles que no hicieran negocios con el Gobierno del país petrolero” agregó.

La instalación de una Constituyente que Washington considera ilegítima y antidemocrática está en el origen de las medidas dictadas por la Administración del presidente Donald Trump, que prohíbe las negociaciones en deuda nueva y capital emitidas por el Gobierno de Venezuela y su compañía petrolera estatal (PDVSA).

El presidente, aseguró que Venezuela no se mete con nadie para recibir estas agresiones, estas amenazas promovidas por una derecha apátrida, y pidió imaginar qué pasaría si un ciudadano estadounidense reclamara a otros países sanciones similares a las aplicadas hoy por Trump contra Venezuela.

Maduro, afirmó ayer que sabía que estas sanciones estaban preparadas y pidió a los responsables de la industria petrolera nacional vital para la diezmada economía del país aumentar la participación accionarial de los socios chinos y rusos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.