COMPARTE

Una muchedumbre se aglomeró este martes en la noche en el megamercado Gran Central C.A, local perteneciente a la red de comerciantes chinos en la avenida Lisandro Alvarado, en el sur de Valencia. Comprar harina de maíz precocida era el deseo de muchos, pero la desesperación por obtener el tan ansiado producto, ocasionó que la hostilidad se adueñara del ambiente.

De acuerdo con los testigos, el producto se comenzó a vender con normalidad a eso de las 6:00 p.m, y pese al gran número de personas que se mantenía a la espera para adquirirlo, todo se realizaba cívicamente. Pero una hora después el desespero llegó y todos se aglomeraron en las puertas, lo que ocasionó que los chinos llamaran a la policía.

La Policía Nacional Bolivariana (PNB) se presentó en el lugar a eso de las 8:00 p.m para controlar lo que sucedía, pero su presencia hizo que las personas tomaran una actitud más agresiva y se comenzaron a concentrar en la entrada y salida del local, impidiendo la salida de quienes ya habían comprado.

Aunque la PNB intentaba despejar el área, los clientes se mantenían decididos a comprar, lo que produjo una acción represiva de los funcionarios que terminaron por despejar el sitio con bombas lacrimógenas. Y de inmediato la gente corrió para evitar asfixiarse.

Una señora de la tercera edad que ya había comprado quedó atrapada por la multitud y aunque se desesperó, no se asfixió, sólo entró en un estado nervioso.

La Policía del estado Carabobo mantenía resguardada la entrada de la Ciudad Hospitalaria Doctor Enrique Tejera (CHET), mientras la PNB se encargaba del orden público en el comercio.

Unos minutos después se formó una nueva fila en el local para comprar harina, pero esta vez bajo la mirada atenta de la PNB.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.