(Foto archivo)
COMPARTE

La Organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex) mostró hoy su rechazo al proceso de diálogo entre un sector de la oposición y el Gobierno que se oficializará esta semana en República Dominicana.

Veppex, con sede en Miami, tachó de indignante y asqueroso que un sector de la oposición acepte de nuevo tender la alfombra roja al régimen para dialogar y se pliegue a lo que definió como maniobras maquiavélicas y malignas de Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional (AN).

Los exiliados cargaron contra las supuestas comisiones de la sociedad civil designadas por la AN presidida por Borges, porque según dijeron no representan el sentimiento de la mayoría de los venezolanos.

Veppex lamentó que ese sector del antichavismo favorable al diálogo no lo haga efectivo con líderes opositores como María Corina Machado (Vente Venezuela) ni escuchen a la sociedad civil.

“No representa (este sector de la oposición) el sentimiento de la mayoría (de los venezolanos)”, opinó.

El grupo del exilio exhortó a la comunidad internacional a que mantenga las sanciones y la presión sobre el régimen de Nicolás Maduro y llamó a los venezolanos a rechazar a quienes desde la acera de la oposición traicionan a todos los que quieren un cambio en el país.

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que agrupa a los partidos mayoritarios de la oposición y acudirá a las reuniones del 1 y el 2 de diciembre en Santo Domingo con el Gobierno, presentó este lunes a su delegación para las conversaciones oficiales.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.