La vicepresidenta de Nicaragua y esposa de Daniel Ortega, Rosario Murillo, cumplió este sábado 68 años entre las felicitaciones de los militantes sandinistas y las acusaciones de la oposición, que la responsabiliza por la muerte de cientos de personas en los últimos 14 meses.

Los miembros del oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) realizaron un “tuitazo nacional”, para felicitar a la “compañera Rosario Murillo” desde la red social Twitter.

La personalidad más prominente en felicitar a la también primera dama fue el excampeón mundial de boxeo Román “Chocolatito” González, conocido admirador del presidente Daniel Ortega.

“Quiero desearle un feliz cumpleaños a nuestra vicepresidenta, compañera Rosario Murillo. Que Dios la siga iluminando y regalando muchos años más. Saludos y bendiciones a la familia”, escribió González, en su cuenta en Facebook.

Los medios oficialistas dedicaron amplios espacios a la figura de Murillo, a quien describieron como poeta y escritora, “la mejor vicepresidenta que ha tenido Nicaragua”, o como “la principal promotora de la restitución de los derechos de mujeres, niños, jóvenes y adultos”.

Por su parte, los opositores recordaron que la primera dama nicaragüense ha recibido sanciones internacionales por estar señalada como una de las principales responsables de las violaciones de los derechos humanos en Nicaragua.

La oposición atribuye a Murillo la orden de “vamos con todo”, supuestamente dirigida hacia la Policía Nacional y grupos paramilitares en abril de 2018, que tendría como objetivo ejecutar a toda persona que participara en protestas contra al Gobierno de su esposo.

La crisis por la cual los opositores responsabilizan a Murillo y Ortega ha dejado al menos 326 muertos desde el estallido social de abril del año pasado, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque organismos humanitarios locales cuentan 594, y el Gobierno reconoce 200.

La CIDH sostiene que el Gobierno de Nicaragua ha cometido crímenes “de lesa humanidad” en el marco de la crisis.

Murillo se convirtió en la vicepresidenta de Nicaragua en enero de 2017, luego de que su esposo fue reelegido para su tercer mandato consecutivo en las elecciones de noviembre de 2016, en unos comicios rechazados por la oposición.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.