El 2020 fue un año que golpeó fuerte a la industria del cine, dejando a muchas producciones que queríamos ver en la lista de espera, pero no es una queja, porque de igual forma pudimos disfrutar de ciertas genialidades y muchas relacionadas, además, con esos tópicos o preguntas que tal vez nos hacíamos durante el encierro.

Los servicios streaming nos salvaron gran parte del año, porque con los teatros cerrados, sirvieron para mantener vivo el entretenimiento y darnos el espacio para acudir a ver filmes que nos hicieran vivir grandes emociones o calmar aquellas que sentimos por todo lo del COVID-19. Así que, a pesar de las dificultades por la pandemia, y unas cuantas más que tenemos en Venezuela, nos encontramos con grandes historias que nos hicieron vibrar, y viendo a otros dar su lista de las diez mejores películas del 2020, ahora me gustaría compartirte la mía.

Menciones honoríficas: Disclosure – El juicio de los 7 de Chicago – Mala Educación – Rapera a los 40 – Su Casa

10. Nunca, rara vez, a veces, siempre

Una joven embarazada que busca conseguir un aborto puede significar una alerta para ver esto. Pero, Eliza Hittman, escribe y dirige este relato con la honestidad y crudeza necesaria para lograr un efecto positivo, pues con mucha sencillez te arropa en sensibilidad sin caer nunca en exageraciones. Sidney Flanigan y Talia Ryder  dan unas hermosas actuaciones, con el que cualquiera puede empatizar, ya que su mensaje se siente universal. Si algo no puedo sacar de mi cabeza aún, es la escena que hace honor al título de la película, es una escena devastadora y sensacional que quedará para la historia.

9. Érase una vez en Venezuela

Documental sobre los pobladores de la comunidad del lago de Maracaibo que luchan contra la contaminación, la corrupción y el descuido por mantener hogares y formas de vida. Su directora, Anabel Rodríguez, con delicadeza e ingenio te adentra en una turbia realidad, donde se resalta la belleza natural y el lado más humano los habitantes del Congo. Aunque a veces cínicos, y otras veces divertidos, el audiovisual deja claro cuán necesario es empezar a buscar puntos en común como sociedad. La desolación que transmite es dolorosa, pero sirve a su vez como un grito esperanzador. Todos deberíamos ver esto.

8. Soul

¿Qué es aquello que te hace único? Descubra la respuesta en ‘Soul’, es la forma que pixar presenta su propuesta más existencialista y madura en un año, que sin saberlo, se ajusta perfectamente a su historia. Desde lo cotidiano te muestra extraordinariamente lo grandioso que hay en las cosas, te conecta con tú chispa y todo aquello que hace que valga la pena vivir, mientras te recuerda a no obsesionarte con los sueños y a disfrutar del camino. La música de Trent Reznor y Atticus Ross es monumental, de lo mejor del año, así como algunos diálogos, increíble.

PD: si aún no has encontrado ese equilibrio por el caos del 2020, esta película tal vez sea para ti.

7. Descansa en paz, Dick Johnson

La cineasta Kirsten Johnson al enterarse que su padre, Dick, sufría de demencia, acuerda con él escenificar su muerte con ingenio y humor para facilitarles a ambos lo inevitable. Es uno de los documentales más singulares y conmovedores que he visto, pues vemos la representación de diversas formas de morir, unas aparatosas y otras un poco cómicas, pero todas envueltas en sentimiento. Recordar es parte fundamental si amas a una persona, y aquí queda claro. Durante un rato tuve que buscar pañuelos y ese efecto emocional se debe considerar como un logro, pero no todo es melancolía, esto es una celebración a la vida y de aceptación, con cierto encanto, al final que nos depara a todos.

6. Corpus Christi

Un joven experimenta una transformación espiritual mientras se encuentra cumpliendo una condena en un centro de detención, y aunque su expediente le impide solicitar entrada al seminario, no tiene intención de renunciar a su sueño y decide convertirse en el cura de una pequeña comunidad. Es un drama religioso fenomenal pero nada convencional, el cual en ningún momento intenta empatizar con el espectador y abraza el realismo de forma poderosa y apasionada. Juega entre la moral, la redención, el perdón y la mentira para brindar una obra sorprendente. El apartado visual es potente y  su narrativa es realmente emocionante.

5. 1917

Fue el último largometraje que pude ver en el cine, y que increíble experiencia nos regala Sam Mendes, en donde dos británicos se embarcan en una peligrosa misión para salvar a 1.600 hombres de una condena segura durante la Primera Guerra Mundial. La dirección es magistral, la fotografía de Roger Deakins es arte puro, la música y el sonido es inquietante y prominente, así que el resultado de esta combinación es todo un espectáculo visual y sonoro estupendo. Tengo que destacar también a George MacKay, pues vaya manera de hipnotizarte y sumergirte con él en esta aventura.

4. Palm Springs

De los mayores placeres del 2020. Sigue a dos extraños que se conocen en una boda y luego quedan atrapados en un bucle de tiempo, reviviendo el mismo día juntos. Es audaz, divertida y reconfortante, justo el tipo de viajes que uno necesita para distraerse en cualquier momento. La dupla protagonista tiene una química explosiva, de la cuál pienso que Andy Samberg es el tipo de persona que todos fuimos en una parte del año, en un eterno bucle. Mientras que Cristin Milioti, una revelación por cierto, fuimos todos en otra parte del año… buscando la forma de escapar de la rutina, y J.K. Simmons era (o sigue siendo) el virus asechándonos. Vaya alegría me ha dado esto.

3. Mank

David Fincher brinda su film más atípico hasta la fecha, con un recorrido mágico por la época del cine dorado en Hollywood, mientras se trabaja en el tumultuoso desarrollo de la película «Ciudadano Kane». Gary Oldman es deslumbrante como ‘Mank’ y Amanda Seyfried es lo más fascinante del año, ofreciendo su mejor interpretación. Me parece una dupla fenomenal. Las fortalezas de la obra se encuentran en la parte técnica: su fotografía en blanco y negro es exquisita, su banda sonora es sobresaliente, y el sonido es perfecto, te hace sentir que es una película de la época. Fincher es un genio y sigue deleitando, esta vez con mucha más clase.

2. El Sonido del Metal

Es una experiencia asombrosa en la que se narra la vida de un baterista de heavy metal, que cae por un abismo cuando empieza a perder su audición. El guion y la dirección de Darius Marder es impecable, ofreciéndote una historia sensitiva, honesta y demoledora, mientras que la utilización del sonido es electrizante, seduciéndote con la música y conmoviéndote en el silencio. Riz Ahmed se deja la piel en su personaje y brilla de tal forma, que junto a Paul Raci, se marcan unas de las mejores interpretaciones del año. Fue una gran sorpresa que nos dejó con los momentos más bonitos y la mejor muestra de superación del 2020.

1. Otra Ronda

Cuatro profesores de instituto deciden poner a prueba la teoría de que sus vidas mejorarán si mantienen un nivel constante de alcohol en la sangre. Ya con esa premisa es suficiente para emocionarse, ahora, combinada a un refinado manejo de dirección de Thomas Viterberg y una maravillosa actuación de Mads Mikkelson, hacen de este film una combinación ganadora que en todo momento se siente real. Pues no busca ser una lección de vida, y entre tragos amargos y otros un tanto reconfortantes, te embriaga en completa humanidad. Es un goce pleno y enriquecedor, con una secuencia final gloriosa que te levanta el espíritu. Que final tan memorable.

@Riverdavilag




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.