SAVE RALPH

Hace poco el conejo Ralph irrumpió en las redes sociales y causó sensación entre los internautas, tanto para reflexionar y cuestionar hechos como para criticar a otros. En cualquier caso, el gran triunfo es que se inició una nueva conversación en torno al asunto.

El acontecimiento viral fue gracias a ‘Save Ralph’, un poderoso e incómodo corto realizado en stop motion por la Sociedad Protectora de Animales Internacional (Humane Society International) con la voz de Taika Waititi como “Ralph”, un conejo al que entrevistan para un documental, donde relata su “trabajo” en un laboratorio de cosméticos.

Otras voces que dan vida al proyecto dirigido y escrito por Spencer Susser, son las de Ricky Gervais, Zac Efron, Olivia Munn, Pom Klementieff, Tricia Helfer y Rodrigo Santoro.

Save Ralph

¿Doble moral?

Toda campaña tiene un objetivo, la de ‘Save Ralph’, según su productor Jeff Vespa, es que la gente quisiera ver y aprender sobre los peligros de la experimentación con animales.

La clave para lograrlo fue la de humanizar para empatizar. En la animación se nos presenta a un conejo que te habla directo a los ojos y te atrapa sin querer quitarle la mirada. Ya con esto la campaña cumple su misión. Por otro lado, surge la duda de que si realmente formará un cambio en las personas, porque más de uno parece compartir el video pero luego sus acciones son otras.

Entonces ¿se logra algo con el cortometraje?

Cuando una acción suma positivamente más allá de la realidad que guarde esta, hay que reconocer un grado de importancia en ella. Al final de todo, eso ayuda a la causa, así que sí, el cambio se logró al momento que Ralph se viralizó.

¿Por qué? Porque se habló del tema y consiguió que las personas se interesaran en él, hasta el punto que muchos decidieron compartir la experiencia con otros. Este llamado de atención, así haya sido por cinco minutos, es lo que necesitamos en la sociedad para ir despertando el interés por situaciones que a menudo se pasan por alto.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Eh Universo Media (@ehuniverso)

Hay que saber que algo tan arraigado en la cultura no cambiará de un día a otro, la idea es replantearse cosas que nos lleven a investigar para concientizarnos. Pues Educarse es parte importante del proceso para empezar a realizar pequeñas acciones que marquen la diferencia en el futuro.

+ DATO: Que un producto sea libre de crueldad animal no quiere decir que sea vegano. Ese ya es otro tema, y que sí, también es necesario, porque el daño es peor o igual al de los laboratorios. El cual es el mensaje de ‘Save Ralph’, que los animales todavía están sufriendo por los cosméticos y es momento de unirse para prohibirlos a nivel mundial.

¡Firma el compromiso de ser libre de crueldad animal!

Save Ralph

Explotación humana

Ralph, el conejo, es el centro de todo, pero es curioso como es “humanizado” e “igualado” a nuestra especie de una manera cruel. Sus aspectos humanos hacen conectar emotivamente con una parte de él e imaginar así su dolor. Ahora bien, compara esos aspectos humanos de Ralph con la realidad y también es un importante mensaje sobre el mundo laboral. La explotación en este tipo de empresas hacía los humanos también es cruel y es un tipo de explotación a igual medida sobre todo para los sectores menos favorecidos de la sociedad. Es algo para reflexionar.

¿Cómo va el mundo sobre el testeo en animales?

Aunque es prohibida en 40 países, la práctica sigue siendo perfectamente legal en el 80% del mundo. En Latinoamérica, Brasil, México y Argentina están a la cabeza de la lista de experimentación según una investigación del Nuffield Council on Bioethics y sólo Colombia ha prohibido esta práctica en la región.

La ciencia ya ha avanzado lo suficiente y ya existe una gran cantidad de enfoques confiables y sin animales para garantizar la seguridad del producto, por lo que no hay excusa para hacerles sufrir más. Como dice Ricky Gervais: “Es hora de que nuestra humanidad se ponga al día”.

Save Ralph, “ningún animal debe morir y sufrir en nombre de la belleza”.

Otra mirada al monstruoso mundo

Al igual que Save Ralph, hay producciones que nos invitan a reflexionar y a replantearnos nuestros principios y todo aquello relacionado con los animales, su explotación y maltrato.

Si quieres otra mirada a este cruel mundo, te recomendamos “Okja” (2017), película disponible en Netflix sobre una chica arriesga todo para evitar que una poderosa compañía multinacional secuestre a su mejor amiga, una bestia fascinante. Es del director surcoreano Bong Joon-ho, ganador del Óscar por la obra maestra “Parasite” (2019).

@Riverdavilag




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.