El príncipe Guillermo será el primer miembro de la familia real británica que realice una visita oficial a Israel y a Territorios Palestinos, la próxima semana, un viaje presentado como carente de mensaje político pero que se produce en un tenso contexto.

Otros miembros de la familia real, como los duques de Gloucester o de Kent, primos de la reina, viajaron a Israel en el pasado, pero nadie del nivel del príncipe Guillermo, segundo en la línea de sucesión al trono británico. Ninguno de ellos realizó tampoco una visita oficial a Territorios Palestinos.

La duquesa Catalina de Cambridge no participará en la visita, que tendrá lugar dos meses después del alumbramiento de su tercer hijo.

La decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de reconocer Jerusalén como la capital de Israel sigue generando malestar entre los palestinos y las protestas motivadas pro la inauguración de la embajada de Estados Unidos en la Ciudad Santa en mayo acabaron en un baño de sangre en la Franja de Gaza, territorio palestino bajo bloqueo israelí.

El príncipe Guillermo, de 36 años, llegará el lunes al aeropuerto internacional de Tel Aviv desde Jordania. A falta de Gaza, viajará a Cisjordania y a Jerusalén Este, la parte palestina de la ciudad que Israel anexó y que los palestinos reivindican como capital del Estado al que aspiran.

En este contexto de tensión israelo-palestina, los británicos subrayan que el príncipe no es una personalidad política. Pero las visitas oficiales reales se organizan a petición del gobierno. Los servicios del príncipe en el palacio de Kensington no proporcionaron detalles sobre los motivos de tal viaje en este momento.

El periplo del príncipe comenzará el domingo en la vecina Jordania, donde se reunirá con el príncipe heredero Husein bin Abdalá, con jóvenes jordanos, militares británicos y refugiados sirios.

Pero del otro lado del río Jordán, hay israelíes que denuncian el hecho de que el programa oficial mencione una visita en Jerusalén Este y situándola en “Territorios Palestinos ocupados”.

– Jerusalén, desde el monte de los Olivos –

“Jerusalén unificado es la capital de Israel desde hace más de 3.000 años” dijo en Twitter el ministro israelí encargado de Asuntos de Jerusalén, Zeev Elkin. “Y ninguna distorsión en el informe entregado [por los británicos] por una u otra visita cambiará esta realidad”.

La comunidad internacional considera Jerusalén Este como territorio palestino ocupado.

Israel esperaba una visita de este nivel desde hace varios años, declaró a la AFP Dror Zeigerman, exembajador israelí en Londres. “Pedimos en numerosas ocasiones una visita del príncipe Carlos o de la reina y siempre se nos rechazó”.

“No sé por qué cambiaron de opinión, pero ya era hora”, dijo Zeigerman.

El príncipe se alojará en el hotel King David de Jerusalén, el antiguo cuartel general de la administración británica durante su mandato en Palestina, antes de la creación del Estado de Israel, en 1948.

El martes depositará una corona de flores en el memorial del Holocausto, antes de entrevistarse por separado con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y el presidente Reuven Rivlin.

Al día siguiente se encontrará con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas, en Ramala, en la Cisjordania ocupada. También visitará a refugiados y jóvenes palestinos.

Su visita concluirá el jueves, cuando subirá al monte de los Olivos, en Jerusalén Este.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.