carnet de la patria.
(Foto referencial: Rafael Freites)
COMPARTE

Una señora observa impaciente detrás del mecate —a la altura de su cintura— que traza la división entre la parte con sol y con sombra. Espera su turno para pasar debajo del toldo. Es viernes a media mañana y el calor arrecia en la plaza Bolívar de Valencia, donde se instaló un toldo gigante y blanco. Es el inicio del registro para sacar el Carnet de la Patria, el último instrumento del chavismo para medir lealtad a la revolución.

El proceso se hace más lento de lo normal. Debió empezar a las 8:00 a.m., pero por un parlante se escucha que será seis horas después, a las 2:00 p.m. En el toldo hay un frenesí de medios de comunicación, funcionarios públicos y operadores. No todas las computadoras portátiles, que servirán para tomar los datos de los patriotas, funcionan de momento. Primero es el turno para la foto de la secretaria de Desarrollo Social de la gobernación, Glorybeth Vásquez, quien paraliza por instantes el proceso mientras las cámaras la graban sonriente y posando detrás de una de las operadoras.

Los datos de la gobernación estiman seis mil personas que acudieron a la plaza. “El Carnet de la Patria es un registro nacional de personas que están vinculadas a alguna de las misiones, urbanismo, u organización del poder popular”, dice Wilmer Benítez, integrante del Frente Francisco de Miranda. Era él quien, minutos antes, aclaraba a través del parlante encima de una tarima que ese día no estaba prevista la inscripción en misiones. Tampoco era el día de las peticiones de ayudas sociales. Era solo un censo. Una multitud, con molestia, le cuestionaba desde abajo. Se les pedía comprensión y disciplina bajo el agobiante sol. “Progresivamente, en la tarde, se instalarán otros puntos, para llegar a casi 200 en Carabobo”.

—¿La gente viene hoy a inscribirse en los CLAP?

—Negativo, hermano. Esa es una mentira de la derecha. Yo no sé si ustedes están repitiendo lo que la derecha está diciendo. La verdad es que este es un proceso de verificación, registro y carnetización de los patriotas, respondió.

Pero no todos tenían esa idea en mente. “No nos atienden, yo estoy aquí desde las 4:00 a.m. ¿y entonces?, el proceso está muy lento, no quieren arrancar la máquina. Hay que ser consciente, el sol está bravo y uno sufre de la tensión. A mi me está doliendo esta pierna”, decía Vicencio Pérez, un hombre de la tercera edad. Sobre el propósito de la jornada, tenía la idea principal pero no los detalles. “Esto es para darle apoyo al Gobierno (…) la tarjeta que están dando es para alimentarnos, para la bolsa: a mi me llegan pero si tengo el carnet mejor. Uno tiene que ser agradecido con el Gobierno, yo estoy feliz, no tengo cómo pagarles, pero que pongan a trabajar esa máquina”.

Otro de los miles de aspirantes al carnet, José Felician, dice que al proceso le falta coordinación. Espera sentado en una silla haciendo cola para ingresar al toldo. “No avanza el proceso de carnetización. Ahora nos están mandando para acá, pero la gente es muy desorganizada”. Coincide: este es un carnet para los patriotas.

José María tiene acento andino. “Esto es para solicitar una ayuda, para la pensión, para el arreglo de su casa, bueno, este carnet es para todo”. Para él es un beneficio que hay que agradecer la entrega del documento. “Lo veo bueno, aquí vamos por buen camino”. Dámaso Landaeta, otro adulto mayor, dice que su misión es defender y apoyar la revolución. Pero también pelea por los derechos de sus similares. Con euforia argumentaba con los milicianos que custodiaban el mecate para que dejaran pasar a los abuelos primero.

—Veo a muchos viejitos llevando sol

—Bueno, esa es la revolución, compadre. Nosotros estamos dispuestos no solo a llevar sol, sino a dar la vida por esta revolución y por el legado del Comandante Chávez. Estamos resteados.

El registro del Carnet de la Patria será desde el 20 de enero al 5 de febrero. Vásquez, también secretaria regional de misiones, dijo que la única misión es registrar a quienes convergen en los corredores de las misiones y quienes han sido tocado por los programas sociales. “Mañana tendremos 12 puntos, hasta alcanzar 143 puntos de carnetización”. La jornada será de viernes a domingo de 8:00 a.m. a 8:00 p.m.

Inicio de entrega del carnet de la patria.
El operativo contó con varios registradores para el proceso.(Foto Rafael Freites)

 

Inicio de entrega del carnet de la patria.
 Gran cantidad de personas del sur de Valencia acudió a la carnetizaciòn. (Foto Rafael Freites)

 

Inicio de entrega del carnet de la patria.
Laura Fernández fue la primera en recibir el carnet en Valencia.(Foto Rafael Freites)



Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.